Colombia y las FARC firman pacto de alto al fuego

Facebook
Twitter
Pinterest

colombia-paz

Ciudad de México, 23 Jun.- El Gobierno de Colombia ha dado un paso histórico este jueves en La Habana, al firmar un acuerdo con el que fijará las acciones que pondrán fin al conflicto armado entre el gobierno y la guerrilla comunista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que ha durado medio siglo.

El texto define las principales modalidades del fin del conflicto y a grandes rasgos señalan que de forma igualitaria, “la dejación de las armas y las garantías de seguridad (para los rebeldes) y la lucha contra las organizaciones criminales (…) sucesoras del paramilitarismo”, según indicaron las partes, sin ofrecer más detalles.

En presencia de varios jefes de Estado y del secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, el presidente colombiano Juan Manuel Santos y el jefe supremo de las FARC, Rodrigo Londoño, Timochenko, se firmó un acuerdo que traza los pasos para el cese definitivo y bilateral de las hostilidades.

Garante de Cuba, Rodolfo Benítez señaló que en el proceso de paz entre el gobierno del país sudamericano y la guerrilla, los miembros de las FARC deberán entregar a la ONU todas sus armas en un plazo máximo de 180 días después de la firma del acuerdo final de paz, con el gobierno colombiano.

No se ha fijado una fecha para la entrada en vigor del cese al fuego, aunque los enfrentamientos armados son cada vez más escasos desde el fin de las hostilidades decretado unilateralmente por las FARC en julio de 2015.

“Lo más probable es que el inicio del cese al fuego bilateral coincida con la firma final de los acuerdos, probablemente en agosto o septiembre”, opinó Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el análisis de conflictos (Cerac), de acuerdo con un reporte de AFP.

Por otra parte, el presidente colombiano Santos estimó que el diálogo de paz podría concluir el 20 de julio, fiesta nacional de Colombia, fecha en que el ejecutivo y la guerrilla habían programado reunirse.

Sin embargo, Timochenko menos entusiasta que el mandatario, advirtió que la paz solo sería posible si los negociadores del gobierno “aprovechan los últimos minutos para conseguir lo que no han podido en cuatro años de debate”.

“Que este día sea el último día de la guerra”, dijo Timochenko, quien aseguró que se seguirá trabajando desde la política y pidió al gobierno garantizar la no persecusión de opositores políticos.

Por otro lado, el presidente Juan Manuel Santos aseguró que la paz “será la norma, no la excepción” gracias a este proceso, que tuvo el acompañamiento de Chile y Venezuela.

 

 

(Imágenes: bbc/ vía web)

 

Deja un comentario

Noticias Relacionadas