You se posiciona entre los primeros lugares del Top Ten de Netflix

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Ciudad de México 20 octubre._ You  se posiciona entre los primeros lugares del Top Ten de Netflix.

Lo mismo sucedió durante su primera (2018) y la segunda época (2019), con el personaje de Joe Goldberg, interpretado por Penn Badgley, como eje de todo.

Se trata de un psicópata que propone al espectador que se cuestione sus nociones sobre el amor, la vida en pareja y la privacidad. La agenda de género, la deconstrucción, el machismo, la terapia de pareja son temas sobre los que se habla con mayor frecuencia.

Esa esencia perdura a través de la tercera temporada de You, pero con un giro. Durante las dos primeras temporadas, Joe Goldberg peleaba contra sí mismo y sus deseos. El final de la segunda temporada ya sugería el pulso sobre el cual se basaría la tercera.

Joe Goldberg no debía preocuparse solo por sus instintos sino también por los de su pareja, Love Quinn-Goldberg, interpretada por Victoria Pedretti. Los personajes terminan componiendo una pareja tan complementaria como tóxica.

Tensión y suspenso

La serie de Netlix lleva a sus personajes un paso adelante en relación con sus aspiraciones. Ambos están buscando su lugar en el mundo y alguien que los acompañe en ese espacio. La representación de ese trayecto es el camino utilizado por los creadores de You para hacer su crítica al amor romántico y a las distintas prácticas de acoso, como las hechas a través de redes sociales, entre otros temas.

Entonces, la serie evoca algunos tramos de un clásico contemporáneo cuando se trata de psicópatas: Dexter (2006-2013), en especial cuando Dexter Morgan debe asumir más responsabilidad familiares.

Netflix permite que la narrativa de You se concentra aún más en la tensión emocional y los aspectos personales de los protagonistas.

Ya no se trata del próximo asesinato de Joe Goldberg, disfrazado de antihéroe queriendo proteger a quien desea, sino de este personaje conviviendo con sus demonios y los de la otra persona, Love Quinn-Goldberg. La ironía se presenta cuando Joe Goldberg a ratos deja de ser ejecutor para convertirse en gestor de crisis. De esa forma, el relato va revelando las distintas capas de Love Quinn-Goldberg, una mujer que está a un pestañeo de posicionarse como la villana de la narrativa.

Fuente: hipertextual

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas