Despertar México

Vaginosis bacteriana podría tratarse con trsplante de fluido vaginal

Ciudad de México 17 Septiembre.- Un equipo de médicos de la Universidad Jonhs Hopkins, en Baltimore esperan muy pronto ofrecer transplantes de fluido vaginal con la finalidad de proteger a otras mujeres de la infección conocida como vaginosis bacteriana.

A pesar de que está infección es tratable con antibióticos, suele ser muy recurrente. Esta infección no se deriva de las relaciones sexuales y es muy común, por lo general las mujeres que la padecen notan una secreción inusual que desprende un fuerte olor a pescado.

La vaginosis bacteriana debe ser tratada porque hace que las mujeres se vuelvan más vulnerables al contagio de enfermedades de transmisión sexual o a contraer infecciones urinarias.

La infección puede ocurrir cuando hay algún cambio natural en el balance de bacterias de la vagina, que pueden verse alterados por las dietas, el estilo de vida o algunos tipos de medicamentos.

Aunque se han realizado muchas investigaciones sobre el microbioma del intestino, hasta el momento se conoce muy poco, especialmente del de la vagina.

Existen factores que pueden elevar el PH de la vagina y aumentar la probabilidad de contraer esta infección. En esto se pueden incluir las relaciones sexuales, debido a que el semen y la saliva son ligeramente alcalinos o bien usar duchas de lavado vaginal.

Otro aspecto relevante, son los cambios hormonales que se pueden tener, especialmente durante el ciclo menstrual.

Para realizar el trasplante, los médicos seleccionaron un pequeño número de voluntarias y publicaron su informe en la revista especializada Frontiers in Cellular and Infectation Microbiology.

Las muestras de fluido vaginal dominadas por una bacteria llamada Lactobacillus crispatus tendieron a contener niveles más altos de ácido láctico protector con un PH más bajo que podría ser beneficioso.

Las muestras que serán donadas pasarán por un proceso de examinación que decline cualquier infección como VIH, así mismo las donadoras deberán seguir ciertos estándares de cuidado personal antes de realizarla.

Laura Ensign, una de las doctoras de investigación indicó que la donación la recoge la misma persona con un disco flexible similar a una copa menstrual o un diafragma anticonceptivo que posteriormente se coloca en un aplicador para que la paciente pueda insertarlo de la misma forma que un tampón.

“Planeamos hacer trasplantes a 40 pacientes para empezar. Algunas recibirían la muestra auténtica y otras un placebo. Pero todas serían sometidas a un tratamiento de antibióticos contra la VB”, concluyó.

Vannya Bello

Añadir comentario