Despertar México
twitter

Trump se pelea con Twitter

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tras tener una disputa con la red social Twitter firmó una orden ejecutiva contra las plataformas digitales.

“Mi orden ejecutiva exige nuevas regulaciones […] para hacer que las compañías de redes sociales que se dedican a censurar o cualquier conducta política no puedan mantener su escudo de responsabilidad”, dijo Trump al firmar el documento en el Salón Oval de la Casa Blanca.

En dicho documento, el presidente le pide a las autoridades regulatorias de comunicaciones reinterpretar la Ley de Decencia en las Comunicaciones, donde se le ha estado inmunidad a las plataformas digitales para el contenido publicado por terceros, por lo que ahora se les pide moderar sus plataformas, lo que causaría el tramitar demandas contra las redes sociales por el contenido que se publica en ellas.

“La orden defenderá la libertad de expresión de uno de los mayores peligros. Poder sin control para censurar, restringir, editar, dar forma, ocultar, alterar prácticamente cualquier forma de comunicación”, insistió el mandatario, quien estuvo acompañado del fiscal general, William Barr.

Esto comenzó debido a que el martes pasado, el presidente dio a conocer abiertamente a través de Twitter como es bien conocido que el presidente de a conocer sus opiniones, pero ahora fue diferente ya que Twitter advirtió que dos de sus tuits contenían información falsa y sin fundamento, además de que se le realizó un fact-checking.

“Mi orden ejecutiva exige nuevas regulaciones”, afirmó Donald Trump.

Siendo que desde el año pasado la red social había estado dando luces de que iba  a iniciar a regular la información que se da por dicho canal.

“Un pequeño grupo de monopolios de redes sociales controla una gran parte de las comunicaciones privadas y públicas en Estados Unidos. Las empresas tienen poder para censurar, restringir, editar y alterar cualquier tipo de comunicación entre ciudadanos privados y grandes audiencias”, subrayó el mandatario republicano.

Violeta Martinez