Despertar México

Tren Maya promoverá desarrollo para el sureste de México

El pasado 30 de abril iniciaron las obras del primer tramo del Trel Maya de 227 kilómetros que va de Palenque, Chiapas a Escárcega, Campeche, a cargo de las empresas Mota-Engil México y China Communications Construction.

Es la segunda administración federal que tiene entre sus proyectos prioritarios la inversión en infraestructura ferroviaria para transporte de pasajeros, luego de más de cuatro décadas que se dejara de invertir en el sector.

Será a finales de este sexenio, en el 2023, cuando el Tren Maya entre en operación en sus primeros tramos, algo que no pudo lograr el gobierno anterior con el Tren México–Toluca, por errores en el diseño y gerencia de la obra.

El próximo viernes 15 de mayo, FONATUR adjudicará el tramo tres del Tren Maya que va de Calkiní, Campeche a Izamal, Yucatán. Este tramo cruza por la capital del estado de Yucatán y de acuerdo con información del proyecto cuenta en su mayoría con derechos de vía, lo que permitirá a las empresas ganadoras cumplir con los tiempos previstos para su construcción, la cual deberá de iniciar el 25 de mayo.

Las 16 propuestas recibidas por FONATUR son analizadas por expertos de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), y un equipo técnico que otorgará la puntuación que se sumará a las ofertas económicas presentadas el pasado 28 de abril.

La propuesta más económica fue presentada por Caabsa que va en alianza con la catalana Comsa Infraestructura, por un monto de 9 mil 765 millones de pesos. Otras de las empresas participantes son SACYR, Gami Ingeniería, ICA, GIA, Synohydro, Grupo Vázquez del Sur y Operadora CICSA.

El Tren Maya generará este año 80 mil empleos para la construcción de la obra, en su mayoría de habitantes locales de los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Vannya Bello