Despertar México

Tras extradición, Emilio Lozoya ingresa a hospital privado

México, 17 julio.- Emilio Lozoya arribó este viernes a México extraditado desde España y, posteriormente, fue trasladado a un hospital por una “debilidad general”, a la espera de que responda a acusaciones de corrupción que amenazan con salpicar al expresidente Enrique Peña Nieto.

El exfuncionario de 45 años es acusado por la Fiscalía General de asociación delictuosa, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Fue arrestado en febrero en la localidad española de Málaga. 

La Fiscalía dijo este viernes en un comunicado que a Lozoya se le practicó una revisión física y médica y se le encontró “anemia desarrollada”, “problemas sensibles en el esófago” y “debilidad general en toda su salud”. 

“En razón de lo anterior, el MPF (Ministerio Público Federal) ordenó su traslado a un hospital, donde permanecerá en calidad de detenido bajo estricta vigilancia policíaca”, detalló la Fiscalía.

El exjefe de Pemex aterrizó en México procedente de España poco después de medianoche. Horas más tarde, fue trasladado en medio de un fuerte dispositivo de seguridad a una cárcel del norte de la capital, según testigos de Reuters. Portaba un chaleco antibalas, gorra y mascarilla de color negro. 

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que las “diligencias judiciales” iniciarían al mediodía del viernes. Una fuente del Gobierno precisó que la audiencia inicial, donde un juez procedería con la imputación de alguno de los delitos que se le acusan, no sería celebrada el viernes.

Redacción DMX