Despertar México

Seguidores de Trump entran a la Cámara Baja y se oyen disparos

Los seguidores del presidente Donald Trump irrumpieron este miércoles en el pleno de la Cámara Baja estadounidense, que había sido evacuada, y protagonizaron un enfrentamiento armado con los agentes de seguridad del Capitolio, que reportaron haber oído disparos.

ASALTO AL CONGRESO

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, ordenó este miércoles un toque de queda en toda la ciudad después de que partidarios del presidente Donald Trump irrumpieran en el Capitolio de Estados Unidos en protesta por la derrota electoral del mandatario.

Bowser dispuso un toque de queda desde las 18 horas locales (23 horas GMT) después de que miles de manifestantes pro-Trump llegaran al Congreso de Estados Unidos y forzaran a los legisladores a declarar un receso cuando comenzaban el proceso de confirmar a Joe Biden como el próximo presidente de Estados Unidos.

TOQUE DE QUEDA

El toque de queda permanecerá vigente hasta las 06 horas del jueves.

Donald Trump instó a protestar en forma “pacífica” a sus partidarios.

“Por favor apoyen a la Policía del Capitolio y a las fuerzas del orden”, dijo Trump en Twitter más de una hora después de que manifestantes rompieran el cordón de seguridad.

“Ellos están verdaderamente del lado de nuestro país”, dijo Trump. “¡Manténganse pacíficos!”, añadió.

PENCE NO INTERVENDRÁ

El vicepresidente saliente de Estados Unidos, Mike Pence, afirmó que no intervendrá para detener la certificación en el Congreso de la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones de noviembre, desafiando los deseos del mandatario republicano Donald Trump.

“La Constitución me impide reclamar una autoridad unilateral para determinar qué votos electorales deben contarse y cuáles no”, afirmó Pence en un comunicado emitido cuando comenzaba la sesión conjunta del Congreso para certificar los resultados de las presidenciales, y poco después de que Trump le instara a hacer lo contrario desde un mitin en Washington.

Al iniciarse la sesión conjunta del Congreso, algunos legisladores objetaron la victoria de Biden en Arizona, retrasando la certificación de resultados.

Poco después del comienzo de la sesión, el legislador Paul Gosar se levantó para “objetar el recuento de los votos electorales de Arizona”, en una acción que levantó tanto aplausos como abucheos y que abrirá un debate de dos horas en cada cámara, aunque todo apunta a que la queja será rechazada antes de que continúe el proceso de certificación.

Los esfuerzos republicanos no tienen apenas opciones de prosperar, ya que los seguidores de Trump carecen de apoyos suficientes en la Cámara y en el Senado para frustrar la certificación de la victoria de Biden en las elecciones del pasado 3 de noviembre.

Luciana Salgado