Reconstruyen rostros de tres momias egipcias

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Ciudad de México 24 octubre._ Especialistas en genética de un laboratorio de Estados Unidos reconstruyeron con detalle los rostros de tres momias egipcias a partir de fragmentos de ADN encontrados en sus restos, que datan de hace más de 2.000 años.

Según los resultados del estudio, presentado por la compañía Parabon Nanolabs, las identidades de las momias corresponden a tres hombres cuyos rostros fueron recreados con una apariencia de unos 25 años.

En tanto, el análisis de su ADN también ha permitido predecir que los tres individuos tenían una ascendencia distinta a la de los egipcios modernos, lo cual también se refleja en sus rasgos faciales.

“A todos nos sorprendió y fascinó ver que el ADN no era más parecido al de los egipcios modernos”, indica Ellen McRae, directora de bioinformática de Parabon NanoLabs. “De los tres rostros, solo uno parecía egipcio”, resalta.

Las momias procedían del yacimiento arqueológico Abusir El Meleq, situado a orillas del río Nilo en el medio de Egipto. Estos pobladores vivieron en épocas distintas, entre 776 Y 2 antes de Cristo.

Reconstrucción

“Si se compara genéticamente a esos individuos con las poblaciones modernas, su ADN era más similar al de los individuos de Yemen, Túnez y Marruecos, y no tanto a la de las personas que viven hoy en Egipto”, afirma McRae.

“Podrían haber venido de otras partes del Mediterráneo, y no muestran ningún ancestro africano, mientras que los egipcios modernos sí lo hacen”, precisa.

Según el informe, estos resultados son coherentes con investigaciones anteriores que habían determinado que los antiguos egipcios estaban emparentados con los habitantes de regiones como Oriente Próximo más que con los egipcios actuales. La causa de ello sería que los pobladores de Egipto se mezclaron con individuos de África subsahariana en tiempos más recientes.

La compañía Parabon NanoLabs, que brinda servicios para las organizaciones que buscan criminales, cuenta con una base de datos de miles de individuos con información de su ADN y de cómo se ven.

De ese modo, cuando tienen una muestra de ADN de alguien desconocido, como era el caso de las momias egipcias, usan modelos predictivos desarrollados a partir de la base de datos para determinar sus rasgos faciales.

Finalmente, se combinaron con la predicción de pigmentación para que un artista forense pudiera dar forma a la apariencia total de los rostros.

Fuente: larepublica.pe

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas