¿Qué más se necesita para regular el consumo del tabaco?

México, 30 Mayo.- En México la regulación del tabaco comenzó desde el 2002 cuando se eliminó la publicidad de cigarrillos en radio y televisión para disminuir los problemas de salud y adicción que habían provocado en las personas.

Sin embargo, la lucha de la industria no esta dispuesta a darse por vencida y aunque ya ha alcanzado su tope en los principales continentes del mundo, aún le quedan otros espacios a los que no ha terminado de llegar como es el caso de África y Asia.

Un punto preocupante para la Organización Mundial de Salud es que esta industria seguirá avanzando en el mundo para posicionar al tabaco como un producto aspiracional y de estatus que a muchos les gustaría alcanzar.

Desde el año 2008, se adoptó a nivel mundial un plan llamado MPower que se basó en seis pilares esenciales como: vigilar el consumo de tabaco, proteger a la población del humo, ofrecer ayuda para el abandono, advertir de los peligros, aumentar los impuestos y hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio.

De acuerdo a los datos oficiales de la organización, el 63% de la población mundial vive en un país que ha adoptado al menos una de estas medidas en su máximo nivel, pero aún quedan 61 países que no cuentan con ninguna de estas restricciones para fumar en lugares públicos; 52 que no incluyen advertencias en cajetillas y 51 sin prohibición a la publicidad de los productos.

Muchos analistas han dado a conocer que los medios de comunicación y su publicidad es una vertiente fuerte que tiene la industria del tabaco, pues después del auge de la televisión llegó el internet.

Por tanto aseguran que este mercado se congelará solo hasta que cada canal de comercialización se cierre para ellos.

Con motivo del Día Mundial sin Tabaco, la OMS recordó que los cigarrillos son una de las mayores amenazas para la salud pública que ha tenido que afrontar el mundo.

El tabaquismo mata al menos a ocho millones de personas al año, de las cuales casi 900.000 son no fumadores expuestos al humo de segunda mano.

“Casi el 80% de los más de 1.000 millones de fumadores que hay en el mundo viven en países de ingresos bajos o medios, donde es mayor la carga de morbilidad y mortalidad asociada al tabaco. Los consumidores que mueren prematuramente privan a sus familias de ingresos, aumentan el costo de la atención sanitaria y dificultan el desarrollo económico” Aseguró la OMS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *