Pensionados del IMSS podrán cobrar a partir del 1 de septiembre

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

México 26 agosto._ Más de cuatro millones de pensionadas y pensionados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) podrán disponer del pago mensual de la prestación económica, a partir del 1 de septiembre.

El Seguro Social invita a la población pensionada al amparo de la Ley del Seguro Social 1973 (vigente hasta el 30 de junio de 1997) a conocer y utilizar Tu Préstamo Fácil y Seguro, a través de la página www.imss.gob.mx/pensiones, servicio digital que permite el otorgamiento de préstamos por parte de entidades financieras que cuentan con Convenio con el IMSS y elegir quien les ofrece mejores condiciones.

Ante cualquier duda, la población pensionada o sus familiares pueden comunicarse al teléfono 800 623 2323 y elegir la opción número 3 “Pensionados” para ser atendido por un representante de la institución.

Protección

Las pensiones del Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS) son una prestación dirigida a las y los asegurados y beneficiarios de trabajador o pensionado. Su objetivo es brindarles una protección económica ante diversas circunstancias, como la jubilación, el fallecimiento y la incapacidad; son otorgadas de forma mensual o bimestral, dependiendo el caso. Aquí te contamos cuáles son.

Las personas trabajadoras inscritas al IMSS o sus beneficiarios pueden solicitar la pensión que se adecúe a sus necesidades en las ventanillas del Control de Prestaciones de la Unidad de Medicina que les corresponda, según su domicilio. Al presentar la solicitud, en el caso de trabajadores, deben adjuntar los siguientes documentos y datos, dependiendo del tipo de pensión:

Identificación oficial con fotografía y firma
Acta de nacimiento
Un documento expedido por su institución bancaria que muestre la CLABE interbancaria
Clave única de Registro de Población (CURP)
Número de seguridad social
Correo electrónico

Pensiones del IMSS: Jubilación para mayores de 60 y 65 años

La pensión de cesantía en edad avanzada o vejez está dirigida a las y los trabajadores asegurados, mayores de 60 o 65 años de edad. Existen dos amparos que difieren en los requisitos de jubilación, de acuerdo a la ley del Seguro Social de 1973 y la de 1997. En ambos casos se requiere una edad de 60 años para la cesantía en edad avanzada y 65 años en cesantía por vejez. Sin embargo, en la ley de 1973 se solicitan 500 semanas cotizadas, mientras que en 2022, en la modalidad de 1997 son 775 semanas, en 2023 solicitarán 800 semanas, hasta llegar a las mil semanas en 2030.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas