Despertar México

Multan a sonorenses por violar el ‘Quédate en casa’

Luego de cuatro semanas reiterando el llamado a no circular en las calles para evitar el contagio del Covid-19 y que apenas un 35 por ciento de la población acató las medidas preventivas, el Gobierno de Sonora y los 72 ayuntamientos con el apoyo del Ejército Mexicano, iniciaron la fase del dos del programa “Quédate en casa”, donde con medidas coercitivas y retenes buscan reducir la circulación hasta en un 85 por ciento.

En distintos puntos de las principales ciudades y comunidades rurales, incluyendo las entrada o salidas a todos los municipios, la Policía Estatal y Municipal se instaló en filtros de revisión, donde se revisa que no aborden más de dos personas un mismo vehículo, al menos que realicen un trabajo de los que se consideran como prioritarios.

La sociedad civil solo tiene seis justificaciones para andar en la calle:

1. Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad

2. Asistencia a centros sanitarios, hospitales o centros de salud o un establecimiento con actividad esencial.

3. Desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, únicamente si es actividad esencial

4. Retorno al lugar de residencia habitual

5. Asistencia y cuidado a mayores, menores dependientes, personas con discapacidad o especialmente vulnerables

6. Desplazamiento a entidades financieras (bancos)

El Consejo Estatal de Salud aprobó la medida junto a los presidentes municipales y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), para alcanzar la meta de reducir en 85% la presencia de personas movilizándose en las calles y espacios públicos, con acciones disuasivas permanentes, y coercitivas, si fuera necesario, con el auxilio de las Policías Municipales y Estatal de Seguridad Pública, así como de las fuerzas armadas.

Con la finalidad de contener el número de contagios y fallecimientos que esta pandemia está provocando en la entidad, pues hasta el momento, Sonora con 12 muertes y 86 casos registra una tasa de mortalidad del 14 por ciento, casi el triple de la media nacional y mundial.

El secretario de Salud, Enrique Clausen Iberri, advirtió que el estado carece del equipamiento y espacios suficientes para atender la cantidad de pacientes que podrían requerir al mismo tiempo una cama de hospital o un respirador artificial, por lo que urgió a establecer de forma inmediata acciones más estrictas para lograr que la gente se quede en casa.

Con el establecimiento de estas medidas y estas seis causas justificadas para circular en la vía pública durante la contingencia, se faculta a las agencias de seguridad a imponer multas de dos a ocho mil pesos en caso de que la ciudadanía incumpla estas disposiciones.

De acuerdo al decreto de Emergencia Sanitaria, las sanciones podrán ser apercibimiento, multa, arresto o hasta el uso de la fuerza pública para el traslado de personas a su casa, incluso la puesta a disposición del ministerio público a personas que hayan sido diagnosticadas con Covid-19 y sean sorprendidas sin respetar la cuarentena, resguardo domiciliario o aislamiento obligatorio que hay sido ordenado por las instancias médicas.

Con información de Excélsior

Vannya Bello