Despertar México
sismo

La Tierra se está moviendo menos

Las grandes ciudades que antes se veían llenas de gente y de automóviles pasando por todas partes que causaban mucha contaminación sonora ahora están vacías. Y solo a veces se puede ver una que otra persona paseando fuera de sus casas.

Y esto es debido a que las personas están tomando en serio las medidas de precaución que se les ha dado de mantenerse en sus casas para combatir la propagación del coronavirus por lo que ha hecho que el mundo esté mucho más tranquilo. Y no solo la gente lo está notando sino también los científicos se dan cuenta de ello. 

Ya que los sismólogos se dieron cuenta que hay mucho menos actividad mucho sísmica ambiental, es decir, las vibraciones generadas por automóviles, trenes, autobuses y personas que realizan sus vidas cotidianas. Lo que provoca que la corteza superior de la Tierra tenga menos movilidad.

El geologo Thomas Lecocq, del Observatorio Real de Bélgica, señaló por primera vez este fenómeno en Bruselas.

Donde se señala que Bruselas está viendo una reducción del 30% al 50% en el ruido sísmico ambiental desde marzo, justo cuando el país tuvo su cierre comenzó en escuelas y negocios y otras medidas de distanciamiento social, según Lecocq. Ese nivel de ruido está a la par de lo que los sismólogos verían en Navidad, dijo.

Lo que significa qeu menos ruido hace que los sismólogos pueden detectar eventos más pequeños

La reducción en el ruido ha tenido un efecto particularmente interesante en Bruselas: Lecocq y otros sismólogos pueden detectar movimientos telúricos más pequeños y otros eventos sísmicos que ciertas estaciones sísmicas no habrían registrado.

Miremos, por ejemplo, la estación sísmica en Bruselas. En tiempos normales, según Lecocq, es “básicamente inútil”.

Ya que las áreas urbanas por el ruido que producen suelen afectar el estudio de las vibraciones del suelo haciendo imposible la tarea de los sismólogos, pero ahora que no hay gente ciudades como de Bruselas muestra su crecimiento.

Debido a los ruidos que esta ciudad suele hacer a diario no se suelen detectar eventos sísmicos más pequeños. 

“Pero por el momento, debido a la tranquilidad de la ciudad, es casi tan buena como la profunda”, dijo Lecocq.

Asimismo en otras ciudades se están viendo los mismo efectos.

Paula Koelemeijer dio a conocer un gráfico en Twitter donde se puede ver cómo se ha visto afectado el ruido en el oeste de Londres.

También pasó lo mismo con Celeste Labedz, estudiante de doctorado en el Instituto de Tecnología de California, la cual publicó un gráfico que muestra una caída especialmente marcada en Los Ángeles.

De modo en lo que si están de acuerdo los sismólogos es que la reducción en el ruido es un recordatorio aleccionador de un virus que ha enfermado a más de un millón de personas.

Violeta Martinez