Especialistas de La Cosmopolitana analizan impacto de Inteligencia Artifical en industria alimentaria

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
La Cosmopolitana

México.- La Inteligencia Artificial (IA) está rompiendo paradigmas en los procesos industriales, aportando nuevas capacidades, nuevas formas de monetización así como sistemas que permitan mejorar los procesos productivos y la toma de decisiones. Sobre su implementación y aplicación a industrias como la alimentaria, especialistas de La Cosmopolitana, destacan que la IA comprende una serie de tecnologías.

En ese sentido, va desde la robótica hasta el aprendizaje automático, que permitirá al sector alimentario profundizar en aplicaciones para el aprovechamiento de la información de consumidores y mercados; para el desarrollo de productos innovadores, así como para la identificación de tendencias y segmentos de valor agregado.

En ese sentido, Jack Landsmanas, director general de La Cosmopolitana, empresa mexicana con más de 55 años de presencia en el país, destaca que a través de la Inteligencia Artificial será posible “identificar nuevas tendencias y ámbitos potenciales para el desarrollo de nuevos productos, cuyo objetivo está centrado en aportar un valor agregado más personalizado, puntual y de mayor impacto en las necesidades actuales de sus clientes y del mercado”.

“Por más de 55 años, en La Cosmopolitana hemos sabido adaptarnos a las necesidades del mercado y a los cambios tecnológicos coyunturales que hacen los procesos más eficientes, en pro del bienestar de toda nuestra cadena de producción, que va desde los productores locales, nuestros colaboradores, y finalmente para el beneficio de nuestros clientes”, asegura Jack Landsmanas.

Beneficios de la IA

Entre los beneficios del uso de IA en la industria alimentaria, Landsmanas prevé la revolución en la manera de fabricar, transportar y consumir alimentos. “Esta tecnología ofrece importantes beneficios al sector a nivel estratégico y operativo a través de la toma de decisiones más ágil, una producción flexible y eficiente, una mejor adaptación al entorno y cadenas de valor más colaborativas”, describe el empresario mexicano.

De acuerdo con Stephen Ibaraki, colaborador de la revista Forbes y experto en la materia, desde la implementación de la IA en la industria hace unos años, las empresas han encontrado en la revolución tecnológica a un excelente aliado que les permite ofrecer experiencias de compra que superan las expectativas de sus consumidores. De igual forma, les permite recopilar datos para su análisis y la posterior implementación de estrategias que se adapten efectivamente al entorno.

Jack Landsmanas prevé que sea bajo tres ejes de acción, en donde se vea el impacto de la Inteligencia Artificial para la industria alimentaria:

 Ciclo de ventas y gestión de inventarios de La Cosmpolitana

Gracias a la capacidad de los algoritmos de captar información de diferentes escenarios, aprender y adaptarse, la IA tiene acceso a datos históricos enriquecidos y, por ende, una mayor comprensión de los ciclos de ventas de cada producto en diferentes periodos.  Entre ellos destacan tendencias del mercado, demandas y necesidades de los consumidores.

  1. Control de calidad 

La clasificación de los productos agrícolas, según los estándares de calidad, es uno de los procesos que más tiempo consume para cualquier empresa. Con la IA, la clasificación se puede hacer más fácil al automatizar este proceso mediante el uso de una técnica de clasificación óptica basada en sensores que realizan aprendizaje automático. Como resultado, las empresas dedican menos horas a la clasificación, reducen desperdicios y costos del proceso.

  1. Conocimiento de los consumidores finales 

La IA puede realizar un seguimiento de los clientes, teniendo en cuenta sus gustos y preferencias. Uno de los mecanismos utilizado es el estudio de las emociones asociadas hacia los productos de acuerdo con las interacciones en las redes sociales y otros medios. La IA utiliza esta información de los clientes para categorizarlos en respuestas positivas, negativas o neutrales y posteriormente generar campañas de marketing más efectivas y diseñar productos que respondan a las necesidades del consumidor.

TE RECOMENDAMOS VER 

La Cosmopolitana consolida su compromiso con la salud de sus clientes

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas