Despertar México

Karnaf, el táctico mexicano para ayudar en desastres naturales: Blindajes Epel

Ciudad de México, 20.- La protección de la población mexicana se vincula de forma directa con los objetivos que el Ejército tiene. Ya sea en labores de combate al narcotráfico, para repeler actos de violencia o como asistencia en caso de desastres naturales, el Ejército Mexicano se apoya en unidades tácticas como el Karnaf creada por Blindajes Epel para distribuir la ayuda y dar cumplimiento a sus labores.

Justamente el Plan DN-III es una de las estrategias creadas por el Gobierno Federal, para apoyar a los distintos sectores de la población en caso de inundaciones, deslaves o sismos como el que azotó recientemente al país.

¿En qué consiste el Plan DN-III?

Se le conoce así al Plan de Auxilio a la Población Civil en Casos de Desastres. Establece los lineamientos generales para realizar todas las labores de auxilio a la población civil. Una de las aplicaciones más recientes de este plan fue en el pasado septiembre de 2017, cuando México fue víctima de uno de los terremotos más graves de los últimos años.

Algunas de las acciones que comprenden este plan son: búsqueda y rescate de personas, evacuación de zonas de riesgo, administración de albergues, recomendaciones a la población y seguridad y vigilancia de las áreas afectadas.

Existen limitantes a las que se enfrenta los cuerpos del Ejército Mexicano en este tipo de tareas, como el acceso a lugares o comunidades en donde los caminos no son los más adecuados y para realizar estas labores, se apoyan con vehículos estratégicos como el Karnaf, el táctico creado por mexicanos para el rescate de mexicanos.

El modelo Karnaf diseñado por la empresa mexicana Blindajes Epel, ha sido desarrollado como un reemplazo del HMMWV (Humvee), y con la finalidad de ser un vehículo todoterreno ideal para las labores de rescate y patrullaje, con configuración ligera y amplia capacidad de carga, ideal para el despliegue del plan DN-III del Ejército Mexicano.

Desarrollado sobre un chasis monocasco que lo hace más rígido pero al mismo tiempo más ligero, su tren motriz se compone de un motor V8 de 6.3 litros montado en una Ford F-250 que desarrolla 430 caballos de fuerza y 424 libras-pie de torque e incluye un sistema de suspensión King, de doble resorte de largo recorrido, para sortear terrenos difíciles.

Desastres como huracanes, deslaves o el mismo terremoto del 2017, han sido ampliamente socorridos gracias a vehículos tácticos como el Karnaf, creado por la empresa mexicana Blindajes Epel.

Vannya Bello

Añadir comentario