Jueza pone fin a tutela legal de Britney Spears

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Ciudad de México 14 noviembre._ La jueza Brenda Penny ordenó el pasado viernes el fin de la tutela legal de la cantante estadounidense Britney Spears de manera inmediata tras 13 años.

El fallo supone una nueva victoria para la artista, poseedora de una fortuna valorada en cerca de 60 millones de dólares y quien en junio pasado se pronunció por primera vez en contra de su progenitor, que dejó de ser su tutor en septiembre por orden de la misma jueza.

La custodia de la cantante se mantuvo entonces a cargo de un funcionario del estado de California y no ha sido hasta este viernes cuando Spears ha quedado finalmente libre de cualquier tutela legal.

La superestrella del pop, de 39 años, ha calificado su tutela de abusiva y humillante, rogó al tribunal que pusiera fin a la tutela que ha regido su vida personal y su patrimonio de 60 millones de dólares desde 2008.

Padre controlador

La tutela de Britney Spears fue organizada y supervisada por el padre de la cantante después de que ella tuvo un colapso público y se sometió a un tratamiento por problemas de salud mental no revelados.

Desde que reveló años de angustia privada en un testimonio entre lágrimas en junio, Spears ha recibido una oleada de apoyo público y ha contratado a un nuevo abogado que se ha movido de forma agresiva para poner fin a las restricciones.

“¡Esta semana va a ser muy interesante para mí!”, escribió Spears en Instagram a principios de esta semana. “¡No he rezado más por algo en mi vida!”.

En junio, Britney Spears dijo a la corte que había quedado traumatizada y quería su “vida de regreso” lo antes posible. Afirmó que la habían obligado a trabajar y tomar medicamentos en contra de su voluntad y que se le impidió casarse o incluso arreglarse el pelo y las uñas.

Libertad

Su padre, Jamie Spears, dijo a través de abogados que ayudó a su hija a rehabilitar su carrera y que siempre actuó en su mejor interés. En una decisión inesperada a principios de septiembre, cambió su postura sobre la tutela y dijo que apoyaba su fin, porque el acuerdo la había ayudado y ya no era necesario.

El caso dio un giro en septiembre después de que el diario The New York Times publicara un reportaje con declaraciones de tres personas que habían trabajado para la artista durante su tutela: un empleado de seguridad, una asistente y su jefa de vestuario.

Entre los testimonios más espinosos, el exempleado de seguridad afirmó que el padre mandó colocar micrófonos en la casa de Britney, cuyas llamadas y mensajes eran interceptados, incluyendo las comunicaciones con su propio abogado y sus hijos.

La jueza Penny suspendió a Jamie Spears de la tutela a fines de septiembre, calificó su participación de “tóxica” para el bienestar del cantante y lo sustituyó de forma temporal por un contable.

El interés en el caso fue impulsado el año pasado por documentales y el movimiento de fans #FreeBritney que cuestionaron por qué la cantante ha vivido bajo restricciones mientras realiza exitosas giras alrededor del mundo y gana millones de dólares.

Con información de EFE y Reuters

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas