Despertar México
Diversificar portafolios es uno de los objetivos que ve Rodrigo Besoy Sánchez en el arte.

Invertir en arte siguiendo tres sencillas claves: Rodrigo Besoy Sánchez

Si bien no existe un manual detallado para principiantes, Rodrigo Besoy Sánchez, especialista mexicano en inversiones, sí tiene claro que son tres claves a las que deben apegarse los inversores para conseguir rendimientos favorables.

 

Lo anterior, dice está respaldado en que, el mercado del arte ha cobrado cada vez mas relevancia entre los inversionistas, por ser una opción viable para la diversificación de sus portafolios y poder obtener rendimientos previsibles y estables a largo plazo.

 

“Invertir en arte está enfocado a crear una colección personal que debe estar completamente basada en lo que le interesa a cada persona y no dejarse llevar por las tendencias pasajeras o de moda. Uno de los primeros consejos que yo le doy a quienes se acercan para preguntarme cómo iniciar en las inversiones en arte, es que piensen en lo que realmente les interesa adquirir” asegura el experto.

 

Y subraya que los inversionistas no deben centrarse en comprar piezas de los artistas más vendidos o buscados porque muy probablemente serán tendencias pasajeras.

 

“Para entrar al mundo de las inversiones en arte es muy importante que se haga mucha investigación previa del mercado y con el tiempo se desarrolle un buen ojo para identificar piezas con alto potencial ya sea por la técnica, por la corriente que representan o por la comunidad a la que están dando voz. Se trata de leer todos los aspectos que están detrás de la obra y que serán los que le den su valor futuro en el mercado”, precisa Besoy Sánchez. 

 

Las claves de Rodrigo Besoy para invertir en arte

 

Rodrigo Besoy explica que la primera clave tiene que ver con entender que el arte pertenece a la clase de activos muy ilíquidos.  Menciona también que al comprar piezas de arte debemos estar claros que no se ganará dinero rápido. Puede tomar años para que una de nuestras piezas se venda en importantes galerias o en alguna subasta, por ello este tipo de inversiones deben ser vistas como fructíferas a mediano y largo plazo, y diversificar la colección comprando obras de varios artistas, piezas tradicionales, de periodos históricos y arte emergente. 

 

El segundo aspecto que enlista el especialista en inversiones, tiene que ver con el involucramiento en la comunidad y conocimiento del entorno artístico. 

 

“Como en todo ámbito, el del arte requiere que sepamos muy bien en qué ambiente nos desarrollamos. Conocer a la comunidad artística local y global, saber en qué están trabajando nos facilitará conocer las tendencias y hacer buenas inversiones en arte. Para lograrlo, la recomendación es construir o sumarse a las redes profesionales de arte, asistir a ferias y subastas”, indica Besoy Sánchez. 

 

Finalmente, sugiere hacer una inversión previa en un facilitador de arte y verlo como una guía dentro del mercado.

 

“Un consultor en inversiones en arte es una de las maneras más inteligentes de ingresar al mercado ya que son expertos en la materia y a través de ellos pueden realizarse ofertas sustentadas en piezas originales y con alto potencial de apreciación”, puntualiza el experto.