Indigna maltrato infantil en albergue de Jalisco

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

México 27  julio.- Una niña de 11 años sufrió quemaduras hechas con alcohol y descargas eléctricas mientras estaba internada en un albergue de la colonia Santa Isabel, en Tonalá, Jalisco. Las lesiones fueron ocasionadas por cuidadores del sitio donde se oferta atención psicológica y contra las adicciones.

El albergue se denomina “Casa de Vida, Camino a la Fortaleza”, y se ubica sobre la calle San Javier, en el número 15, donde el pasado viernes las empleadas agredieron a la niña con una pistola de descargas eléctrica. Y, antes, la rociaron con alcohol, por lo que la descarga le ocasionó quemaduras en la piel, calificadas como de segundo grado en el 13% de su cuerpo. Las laceraciones están concentradas en el abdomen, el tórax y su brazo izquierdo.

La niña es reportada como delicada en el Centro Médico Occidente, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Guadalajara. Sus familiares refieren que ingresó el 30 de junio por varios trastornos de ansiedad y depresión. Además, tenía episodios de epilepsia. El viernes pasado los cuidadores le ordenaron que dejara de rascarse, pues la menor pasaba por una crisis de ansiedad.

Sometida

La niña describió que fue sometida por cuatro sujetos y una mujer, según información de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ). El organismo, a su vez, dio aviso al Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Los operadores del sitio ocultaron la información y notificaron a su madre que había sufrido un accidente y, hasta un día después, el sábado, negaron los señalamientos de la menor, quien en todo momento le decía a su mamá que le habían echado alcohol. Además, impedían que la mujer sacara a su hija del refugio.

Al final, la mujer llevó a la pequeña a una revisión médica, en todo momento resguardada por una cuidadora, de nombre Estrella, quien resultó ser una de las agresoras

Llegaron, primero, a la Cruz Verde de la Central Vieja, puesto de socorro a cargo del Ayuntamiento de Guadalajara, y mientras se elaboraba el parte médico, la empleada se escapó.

Denuncia

La menor debió quedarse en observación médica, y al día siguiente, el domingo, su madre levantó una denuncia ministerial en las instalaciones de Ciudad Niñez. Posteriormente, llevó a su hija a la clínica 89 del IMSS, y de ahí la canalizaron al Centro Médico de Occidente. Ahí la sometieron a una cirugía reconstructiva. Se prevé que el próximo jueves le practiquen una nueva operación. Eventualmente, se le implantarán injertos de piel.

Se desconoce si el albergue cuenta con los permisos de operación, y se informa que el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura tiene facultades de acceso a las instalaciones, donde cobraban 300 pesos a la semana por la atención de la niña.

En el albergue “Casa de Vida Camino a la Fortaleza”, los operadores del centro sacaron a los internos a bordo de camionetas durante la mañana de este miércoles.

Posteriormente, arribaron elementos ministeriales, apoyados por personal de la Policía de Tonalá, y otros funcionarios públicos que entraron en las instalaciones.

El espacio, ubicado en la zona de Santa Paula de Tonalá, operaba sin permisos, aunque no existían denuncias previas. Al momento, se registra un operativo de revisión del establecimiento.

Fuente: Infobae

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas