Hassan Mansur González: demanda inmobiliaria sujeta a recuperación económica

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Ilustra el tema de Hassan Mansur

México, a 12 de agosto.- El rubro inmobiliario, con un aporte calculado en el Producto Interno Bruto (PIB) de México del 11.1%, sufrió desde el principio de la pandemia en el país una fluctuación producto de la demanda de viviendas, misma que ha relacionado detenido su crecimiento al avance de la recuperación económica, explicó el empresario lagunero, Hassan Mansur González.

Si bien el Banco Inmobiliario Mexicano (BIM) pronosticó que en el transcurso de 2021 se colocarían alrededor de 7 mil 900 millones de pesos en crédito y 6 mil 179 millones de pesos más en captación que compense las pérdidas del mercado los primeros meses de 2020. En el caso de jóvenes y adultos económicamente activos con deseos de comprar una vivienda, el sector sigue latente.

La demanda de viviendas en el país se ha centrado, según varios especialistas, incluido el también CFO de Inmobiliaria Fakhir, en un 44% en la sección de interés social y medio, cuyas propiedades no rebasan los tres millones de pesos, seguida de cerca por la demanda del segmento residencial con un 31%, y cuya participación de venta oscila entre los tres y siete millones de pesos.

“Lo que estamos observando con respecto al sector inmobiliario es que en ningún momento se ha debilitado; debemos tomar en cuenta que muchas empresas y desarrolladores tomaron medidas preventivas, como la contratación de servicios de Big Data y Business Intelligence, así como soluciones para acelerar la reactivación, entre las cuales se puede destacar la reconversión de espacios, desarrollos y viviendas”.

 

Necesidad de estabilidad en todos los sectores

 

Resultado de la encuesta de la firma Tinsa México, los números arrojaron que el 97% de las empresas respondió haber sido afectado durante 2020; mientras que, el 46% registró una disminución en ventas, y de estas, 3 de cada 10 tuvieron afectaciones mayores al 50%, señaló Hasan Mansur González.

Por otro lado, al menos un tercio de las empresas ya anticipaba nula variación en ventas para el 2021, según la misma encuesta. Mientas que solo el 28% esperaba un crecimiento cercano al 15% el mismo rubro, explicó el empresario. 

“La realidad es que no se puede hablar de una recuperación a niveles prepandemia hasta que no haya una estabilidad en todos los sectores productivos, aunque hay algunos otros que han crecido por impulso de la misma pandemia, como puede ser el sector tecnológico, digital y farmacéutico, cuya expansión permite la generación de nuevos puestos de trabajo con la remuneración suficiente para dotar de poder adquisitivo a potenciales compradores de viviendas y/o propiedades”.

Para concluir, Hassan Mansur matizó los retos y oportunidades que el rubro inmobiliario tiene ante sí para que sus niveles de demanda crezcan. Estos tienen que ver dijo, con el poder adquisitivo de los compradores; la tendencia por priorizar la renta sobre la compra de inmuebles; la puesta en marcha de tecnología como facilitador en el proceso de compra-venta; la mitigación de la incertidumbre en inversiones inmobiliarias; y la construcción de viviendas más accesibles y funcionales.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas