Despertar México
hackers

Hackers acceden a monitores para bebés

El “internet de las cosas” es un tema cada vez más común, pues el hecho de que los nuevos dispositivos pensados para tareas domésticas o vigilancia en casa sean capaces de conectarse a internet es un tema cada vez más recurrente.

Aunque esta funcionalidad puede ser tremendamente útil para los usuarios, también puede convertirse en un problema, pues al tener la posibilidad de conectarse a internet, puede convertirse también en un objetivo para los hackers.

Tal es el caso ocurrido en diciembre del año pasado en el que un hacker accedió a una cámara de vigilancia Ring que estaba colocada en la habitación de una niña, con la que además de poder verla, pudo también comunicarse con ella; el hacker le hizo creer a la menor que era Santa Claus.

Como este, han existido muchos otros casos en los que se viola la seguridad de algún dispositivo doméstico, por lo que el Centro Nacional de Seguridad Cibernética (NCSC) de Reino Unido ha extendido algunas recomendaciones al respecto para que las personas estén mejor protegidas. Entre las recomendaciones más básicas destacan las siguientes: 

  • Cambiar la contraseña que viene predeterminada, que a menudo es una palabra obvia como “admin” o “00000”
  • Mantener actualizado el software de la cámara.
  • Desactivar las funciones que le permiten acceder a la cámara de forma remota, en caso de que no vaya a ser utilizada.

De igual manera, la organización de consumidores británicos Which? respaldó las recomendaciones hechas por el NCSC despues de haber denunciado fallas en la seguridad de juguetes para niños. Dicen también que es necesario exigir a los fabricantes “requisitos de seguridad obligatorios que tengan una aplicación estricta”.

Blake Kozak, analista de hogares inteligentes compartió también su opinión al respecto: “Se necesitará una legislación más detallada para hacer cumplir la guía de mejores prácticas de las marcas, desde los componentes en los dispositivos hasta la seguridad de los centros de datos”, dijo.

Violeta Martinez