Fernanda Castillo Cuevas garantiza atención y desarrollo de niños migrantes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Fernanda Castillo Cuevas

México, 14 enero.- El Estado de México ocupa el primer lugar como la entidad con mayor población receptora de migrantes al contar con alrededor de 499 mil 716, por ello, para Fernanda Castillo Cuevas es prioridad atender las necesidades de niños, niñas y adolescentes que atraviesan la entidad solos o acompañados. 

A través de la dependencia que preside, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de México (DIFEM), Castillo Cuevas ha procurado la atención y desarrollo de casi mil 500 personas migrantes, de las cuales, 833 fueron menores tan sólo de enero a diciembre de 2021. 

Al ser el Estado de México un territorio de paso para los migrantes que buscan el sueño americano y a raíz de la reforma a la Ley de Migración y de la Ley de Extranjeros en Condición de Refugiados en México, los centros de asistencia social han garantizado el cuidado y la atención de los niños. 

“La prioridad del DIFEM es garantizar los derechos de cuidado, sustento y educación de los menores, no importando su origen. Queremos darles continuidad educativa, alojamiento, atención médica, psicológica, vestido, calzado y algunas otras herramientas de vida”, asegura Fernanda Castillo Cuevas. 

Trabajo en conjunto, destaca Fernanda Castillo Cuevas

En ese sentido, la funcionaria pública trabaja de manera coordinada con otras dependencias estatales como las secretarías de seguridad, trabajo y desarrollo social, para la atención de los menores. 

“Este es un gran esfuerzo de muchas dependencias en conjunto, en favor del respeto de la dignidad humana. Debido a su condición migrante, los menores se encuentran en una situación de vulnerabilidad en su paso por el Estado de México, por lo que es nuestro deber garantizar su bienestar”, sentencia Fernanda Castillo Cuevas. 

Asimismo, destaca la presidenta honoraria del DIFEM que los menores pueden ser presa fácil de grupos delictivos al migrar ya sea acompañados por sus padres, familiares o de manera individual. 

“Al viajar solos o al ser separados de sus acompañantes, las niñas, niños y adolescentes se encuentran en una mayor vulnerabilidad y, por tanto, se vuelven presa fácil de los grupos de la delincuencia organizada y, con ello, objeto de prácticas de trata de personas con fines de explotación laboral y sexual o tráfico de órganos, entre otros abusos y violaciones de sus derechos humanos” . 

Sueño americano

Mientras tanto, se estima que un millón de mexicanos documentados y no documentados migran hacia Estados Unidos cada año, datos a los que se suman los aproximadamente 500 mil mexicanos repatriados anualmente de la Unión Americana. 

“Estas cifras han convertido a la frontera entre México y EU en la más transitada del mundo y a México en un país con una excepcional dinámica migratoria”, dice Fernanda Castillo Cuevas, por lo que que con estas acciones de cuidado busca salvaguardar los derechos de niñas, niños y adolescentes migrantes. 

Finalmente, en 2019, el país registró el mayor flujo de migrantes de los últimos años y 53 mil niñas, niños y adolescentes fueron presentados ante autoridades migratorias, de los cuales 31 mil eran menores de 11 años. 

TE RECOMENDAMOS VER 

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas