Despertar México

El presidente Trump da positivo por coronavirus

El resultado de la prueba del presidente llega luego de que pasó meses minimizando la gravedad del brote que ha matado a más de 207.000 personas en Estados Unidos y horas después de insistir que “el fin de la pandemia está a la vista”.

El presidente Donald Trump anunció en la madrugada del viernes que él y la primera dama habían dado positivo por coronavirus, lo que ha generado incertidumbre respecto al liderazgo de Estados Unidos y ha intensificado la crisis generada por una pandemia que ha matado ya a más de 200 mil  estadounidenses y devastado la economía del país.

El médico del presidente dijo que Trump se encuentra “bien” sin especificar si ha experimentado síntomas y añadió que por el momento será puesto en aislamiento en la Casa Blanca.

“El presidente y la primera dama se encuentran bien por ahora, y planean permanecer en la Casa Blanca durante su convalecencia”, dijo el doctor Sean P. Conley en un comunicado, sin detallar cuánto duraría este periodo. “Tengan por seguro que espero que el presidente continúe con sus deberes sin interrupción durante su recuperación y que los mantendré informados de cualquier novedad”.

Otros miembros del equipo del presidente no especificaron si el mandatario había experimentado síntomas, pero algunas personas en la Casa Blanca notaron que su voz sonaba rasposa el jueves, aunque no queda claro que sea algo anormal, especialmente teniendo en cuenta el número de eventos de campaña en que ha participado en los últimos días.

El resultado positivo del presidente Trump podría presentar dificultades inmediatas para el futuro de su campaña electoral contra el exvicepresidente Joseph R. Biden Jr., su rival demócrata, a solo 33 días de la elección del 3 de noviembre.

Incluso si el presidente Trump, de 74 años, resulta asintomático tendrá que mantenerse al margen de los eventos de su campaña y permanecer aislado en la Casa Blanca por un periodo indeterminado. Si llega a enfermarse, podría incluso plantearse la cuestión de si debe continuar en la carrera electoral.

Aun cuando no llegue a enfermar de gravedad, la prueba positiva podría resultar devastadora para su futuro político debido a los meses que lleva restando importancia a la pandemia mientras el virus sigue arrasando el país y matando a unos 1000 estadounidenses al día. 

Trump se ha negado durante meses a usar cubrebocas en público, se lo ha puesto solo en contadas ocasiones, ha cuestionado repetidas veces su efectividad y se ha burlado del exvicepresidente Biden por llevar uno. Rezagado en las encuestas, el presidente ha celebrado eventos de campaña abarrotados, desafiando así las recomendaciones de salud pública y, en ocasiones, a las autoridades estatales y locales.

Silvia Chavela