Confinan en China zona alrededor de fábrica mundial de iPhone

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

México 2 noviembre._ Las autoridades de China impusieron este miércoles un confinamiento a unas 600.000 personas en la zona que rodea la mayor fábrica del mundo de teléfonos iPhone. Eso, después de que decenas de trabajadores huyeran por un brote de coronavirus en la planta y el temor a las restricciones.

La Zona Económica del Aeropuerto de Zhengzhou (centro), donde se sitúa la fábrica del gigante tecnológico taiwanés Foxconn, inició el miércoles siete días de confinamiento, según un comunicado oficial.

La fábrica, que emplea a más de 200.000 personas, ha estado bajo confinamiento desde mediados de octubre, tras detectarse un brote de COVID-19. El sitio se encuentra a unos 600 km al suroeste de Pekín. «Sigue funcionando en circuito cerrado», dijo el miércoles Foxconn a la AFP.

Según analistas citados en la prensa, el complejo industrial, que cuenta con tres fábricas y emplea a unos 350.000 personas, asegura el ensamblaje de alrededor del 80% de los iPhone 14, el modelo más reciente del gigante estadounidense Apple.

Para no depender tanto de China, Apple anunció en septiembre que subcontrataría parte de su producción a India, donde alrededor del 3% de los iPhone ya se fabricaron en 2021.

las acciones chinas subieron este miércoles tras los rumores no verificados en las redes sociales de que China estaba formando un comité para preparar una salida de la política de cero covid.

Sin embargo, estos rumores se desvanecieron cuando el Ministerio de Asuntos Exteriores dijo que «no tenía conocimiento» de tal plan.

Cambio de rumbo

Mientras tanto, los expertos afirman que no ven señales de que el gobierno chino esté tomando medidas que sugieran que se está replanteando su enfoque.

Las autoridades sanitarias chinas sostienen que cambiar de rumbo ahora supondría el riesgo de un enorme aumento de las infecciones y las muertes que podría desbordar el frágil sistema sanitario del país.

Beijing se ha negado hasta ahora a aprobar el uso de las vacunas de ARNm desarrolladas en los países occidentales, que han demostrado ser más potentes que las fabricadas y utilizadas en China. Los expertos afirman que China también carece de un plan de respuesta de emergencia para hacer frente a las crecientes infecciones.

Fuente: afp, efe

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas