Despertar México

Comercio informal no respeta el semáforo rojo en la CDMX

A pesar de que estamos en semáforo rojo y el llamado a la ciudadanía es el de mantenerse en casa, miles de personas acuden al Centro Histórico para hacer sus compras de todo tipo. Y aunque hay comercios establecidos cerrados, alrededor del Primer Cuadro capitalino, los ambulantes hacen su “agosto”.

No hay operativo para retirar a los informales, se quejan comerciantes establecidos.

Pese a que la Ciudad de México se encuentra en semáforo rojo, por lo que solo pueden abrir sus puertas negocios relacionados con actividades económicas esenciales, hay algunos que insisten en hacer caso omiso de las disposiciones decretadas por las autoridades.

Es el caso de 202 comerciantes ambulantes del Centro Histórico de la capital del país, quienes se resisten a cerrar o a cumplir con los protocolos sanitarios.

De acuerdo con datos de la Autoridad del Centro Histórico (ACH), en la última semana se han emitido 157 avisos y 55 apercibimientos a establecimientos mercantiles no esenciales, así como algunos negocios de barrio y ópticas, que se niegan a parar operaciones; lo que representa 6% del comercio en el Centro.

Las calles donde se han entregado más avisos de cierres son: San Jerónimo, Palma y 16 de Septiembre, con 12 cada una; Loreto, 5 de Mayo y Cuba, 11 cada una; Allende y Tacuba con 10 cada una; en Belisario Domínguez se entregó el aviso a nueve establecimientos, y en Donceles y El Salvador se dieron ocho avisos en cada una.

OIDOS SORDOS

Las calles con más apercibimientos son: Perú con 13, Donceles con ocho, Belisario Domínguez con seis y Allende con cuatro.

Dunia Ludlow, titular de la Autoridad del Centro Histórico, reconoció que existen comerciantes, principalmente los que operan en la vía pública con la venta de juguetes y artículos para el Día de Reyes, que se resisten a parar actividades, por lo que pidió a los ciudadanos no asistir al Centro Histórico.

“Si bien todavía hay algunas actividades que se resisten a este llamado de las autoridades sanitarias, principalmente nuestros compañeros de comercio en la vialidad, es muy importante recalcar este llamado que se hace a la ciudadanía para evitar que se den vueltas en balde, el comercio establecido está cerrado y no vale la pena, en absoluto, venir al Centro a comprar algo que se va a descomponer en dos días y arriesgar la vida”, dijo.

Ludlow invitó a los consumidores a hacer sus compras por medio de internet y en la página Centro en Línea, en donde pueden encontrar los comercios establecidos en el Centro Histórico de la capital del país.

Desde el pasado 21 de diciembre y hasta el próximo 10 de enero, la Ciudad de México se encuentra en semáforo rojo, junto con el Estado de México, ante el fuerte aumento en los contagios y hospitalizaciones a causa del COVID-19.

Alexas Rosas