Despertar México

Clubes de Inversión, útiles para fomentar el ahorro: Rodrigo Besoy Sánchez

Sin importar la edad, la profesión o el estatus económico, los clubes de inversión son una gran oportunidad para fomentar el ahorro y dotarlo de un flujo financiero estable y buen rendimiento, así lo asegura Rodrigo Besoy Sánchez, asesor en inversiones.

“Los clubes de inversión son grupos o asociaciones de personas quienes aportan determinada cantidad de dinero, generalmente el mismo monto cada uno, y con mayor masa crítica buscan los medios mas eficientes y formas para rentabilizar su inversión de la manera más favorable”, explica el experto.

Besoy Sánchez detalla que aunque se busca el beneficio económico y precisamente, mantener un flujo financiero estable y predecible, en un club de inversión el objetivo primordial es también participar en el fomento a la actividad económica y desarrollo profesional de quienes lo integran.

“Los clubes de inversión son una buena escuela financiera porque sus miembros profundizan en conceptos de economía, de la banca y de las inversiones financieras. Pero también, aprenden a tomar decisiones en conjunto con un fin común, lo que a largo plazo beneficia sus acciones, activos y finalmente a una comunidad”, precisa.

El concepto de Clubes de Inversión, tuvo su origen principalmente en países como Estados Unidos en donde operan desde el año 1898, Francia desde 1996, Inglaterra e incluso Japón. Su presencia y modelo se ha extendido por el mundo, gracias a su efectividad y ventana hacia una nueva vertiente del mundo de los negocios.

Actualmente los hay en prácticamente todo el mundo y están conformados por personas de todos los rangos de edades y áreas de desarrollo: desde universitarios con formación en administración, economía o finanzas, hasta grupos de vecinos, amigos, compañeros de oficina, exclusivos de mujeres, conformados por niños, entre familiares, etcétera.

“Una de las ventajas que existe en los clubes de inversión, y la razón por la que cada vez más personas apuestan por este modelo es que ayuda a diversificar sus ahorros/inversiones, participar en inversiones que de otro modo no estarían disponibles para cada integrante en forma individual y aprender de la experiencia y punto de vista de cada uno de los miembros, en especial de quien dirige el club. Para tomar una decisión, es necesario evaluarla en conjunto y que exista acuerdo y consentimiento entre todas las partes”, cuenta Rodrigo Besoy Sánchez.

Rápidamente esta forma de invertir ha ganado su lugar entre entusiastas y detractores, como un modelo efectivo, seguro y dentro de todo marco legal, lo que para Besoy Sánchez garantizará su desarrollo, difusión y mayor consolidación en todo el mundo.

Vannya Bello