Despertar México

Captan a gobernador de Michoacán sin cubrebocas, cuando él impuso uso obligatorio

El gobernador perredista de Michoacán, Silvano Aureoles, dio a conocer la semana pasada a través de sus redes sociales un decreto que establece el uso obligatorio de cubrebocas en la entidad.

Las nuevas medidas que deben de cumplir los habitantes se aplican en general y son de carácter obligatorio en el estado, si se incumplen, se aplicarán sanciones que van desde una amonestación con advertencia, multas de 10 a 30 unidades de medida y actualización (UMA).

También se pueden clausurar total o parcialmente los negocios que incumplan y se puede arrestar hasta por 36 horas, dicho decreto se publicó en el Periódico Oficial del Estado.

Y en este sentido dijo que el manejo de la epidemia en Michoacán ha logrado evitar un rebrote de Covid-19, señaló que los habitantes se deben adaptar a esta nueva modalidad.

Lo captan sin portar cubrebocas

Pero esto no lo cumple él, ya que medios de comunicación y ciudadanos lo fotografiaron cuando acudía al Salón de Usos Múltilpes de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, para ver el juego de Los Aguacateros, sin portar cubrebocas.

Al difundirse estas imágenes, usuarios de redes sociales lo cuestionaron para saber si se iba a castigar cuando cumplió con la ley que decretó.

DOBLE CARA

El 9 de noviembre el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, dio a conocer que enviará este martes al Congreso local una iniciativa de ley para que el uso del cubrebocas sea obligatorio en la entidad y se establezcan mecanismos para sancionar a quienes no cumplan con esta medida para evitar la propagación de Covid-19, debido a que no se ha logrado reducir el número de contagios y fallecimientos por esta enfermedad en el estado.

“Seamos claros, la epidemia no terminará en los meses siguientes. Por lo tanto, si Morelia y su autoridad municipal se siguen descuidando, las repercusiones serán para todo el estado”, destacó el michoacano y llamó a la población a priorizar la protección individual y de quienes les rodean.

Silvia Chavela