Despertar México

Cantar, una actividad que beneficia la salud

Ciudad de México, 11 Julio.- Cantar no solo mejorará nuestro talento, también ayuda a mejorar la respiración de las personas con problemas pulmonares y a los enfermos de demencia a lidiar con los síntomas de su enfermedad.

La profesora Daisy Fancourt, de la University College de Londres destacó que cuando cantamos se produce una serie de cambios en nuestro cuerpo y mecanismos psicológicos, biológicos y de comportamiento.

“Esto puede incluir una reducción en las hormonas del estrés, como el cortisol. También se ven diferencias en los niveles de endorfinas, que están relacionados con nuestro ánimo”.

En varias investigaciones, Fancourt encontró algunos de los beneficios y efectos positivos que cantar trae a la salud.

“Cantar es una actividad saludable multimodal. Tiene muchos componentes. Cantar involucra expresar emociones, lo cual se sabe que es bueno para la salud mental. También da lugar a interacciones sociales que pueden ayudar a reducir la sensación de soledad.”

Destacó que incluso el solo hecho de escuchar música tiene beneficios para la salud y encontró que las personas que van a conciertos sin importar el género, también sufren esta alteración de niveles que reduce el estrés.

Un estudio de 2011 publicado por la Universidad Christ Church en Canterbury, Reino Unido, determinó que cantar puede ayudar a personas con problemas mentales existentes y con condiciones de salud física.

Algunas personas han sentido como los efectos de cantar se producen en su cuerpo de inmediato.

En terapias para ayudar a pacientes con demencia es un excelente aliado, ya que los despierta y los involucra a realizar más.

“Cuando cantamos hay una parte de nuestro cerebro que recibe más flujo sanguíneo, estas son las que normalmente se preservan en la demencia cuando muchas otras se han perdido. Estas son áreas vinculadas a las emociones”, explicó el doctor Simon Opher.

La ONG Mind Song envía a sus cantantes a geriátricos para alentar a cantar a sus residentes porque reconoce que esta práctica ayuda mantener el buen humor. También da clases de música a pacientes con problemas pulmonares persistentes que van desde asma a cáncer.

“Después de hacer cinco o seis clases de canto, algunos de nuestros pacientes muestran una marcada mejoría en la fuerza del flujo respiratorio”, destacó la ONG.

Muchos pacientes que por largo tiempo han sufrido de enfermedades pulmonares han encontrado en esto una alternativa para mejorar su respiración.

Cuando cantamos, el cuerpo libera endorfinas, casi la misma cantidad que  cuando nos reímos o comemos chocolate, lo que ayuda a disminuir rápidamente la hormona del estrés.

Vannya Bello

Añadir comentario