Cambiar avión presidencial por helicópteros, plantea AMLO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

México 7 enero._ El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que analizan la posibilidad de intercambiar el avión presidencial por helicópteros para combatir incendios forestales. O, en su caso, que sea rentado a la empresa del Ejército que va a administrar el complejo aeroportuario y el Tren Maya.

Dijo que la aeronave adquirida durante el gobierno del expresidente Felipe Calderón y utilizado en el de Enrique Peña Nieto, no se ha podido vender porque está hecho a la medida de los clientes de ese entonces.

El mandatario explicó que no se ha podido vender el avión presidencial porque fue hecho especialmente para las administraciones pasadas, por lo que no es una aeronave “estándar, sino un avión arreglado para viajes de personalidades”.

“Puede trasladar hasta 240 pasajeros, hay un avión con esas características en Aeroméxico, que tienen vuelos a Europa, pero este avión sólo tiene 80 espacios porque tiene oficina, tiene más amplitud para todo, tiene una recámara, tiene baño”, expresó López Obrador.

Agregó que hay otra opción que consiste en entregar la aeronave de lujo a la empresa creada por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para administrar los aeropuertos de Santa Lucía y Tulum para que sea rentado.

«Hay que hacer cuentas para que se pueda tomar esta decisión. Sería para viajes de la Ciudad de México a Tulum, al nuevo aeropuerto, a Cancún a Los Cabos», expresó.

No es para vuelos cortos

El mandatario expresó que en este caso, el avión presidencial se utilizaría para viajes largos, ya que está hecho para volar mínimo cinco horas. Eso implica visitas al extranjero. “No es para despegar aquí y bajar en Tuxtla Gutiérrez o Villahermosa, Guanajuato, Guadalajara. No, porque es muy costoso y no se recomienda».

López Obrador explicó que el avión presidencial necesita mantenimiento constante para que no se deteriore. Por eso se vuela constantemente de acuerdo con las normas establecidas. “Los costos de mantener el avión son muchísimo menos que lo que gastaríamos si yo utilizara ese avión o cualquier funcionario”, concluyó el mandatario. De esta manera aseguró que los boletos de avión en vuelos comerciales para él y su ayudantía resultan más baratos que reactivar el avión presidencial.

Con información de Proceso y Milenio

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas