Asesinan a Malala Maiwand, periodista y activista por derechos de las mujeres y niños en Afganistán

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Hombres armados mataron a tiros a Malala Maiwand, conductora de televisión, el jueves en el este de Afganistán, informó un funcionario.

Los agresores abrieron fuego contra el auto de Malala Maiwand poco después de que saliese de su casa en la provincia oriental de Nangarhar, señaló Attaullah Khogyani, vocero del gobernador de la región.

Nadie se atribuyó de inmediato la autoría del ataque, pero una filial del grupo extremista ISIS está asentada en el este del país y revindicó los últimos ataques contra civiles perpetrados en Afganistán. Los talibanes también operan en la zona.

Además de trabajar como conductora en radio y televisión, Maiwand era una activista en favor de los derechos de las mujeres y niños afganos.

Dos periodistas afganos fallecieron en ataques con bombas separados el mes pasado. Afganistán es uno de los países más peligrosos del mundo para los reporteros, según el grupo internacional por la libertad de prensa Reporteros Sin Fronteras.

Periodista y activista

Malala Maiwand, que trabajaba como presentadora en el canal de la televisión local Enakas y además desempeñaba un rol activo en la comunidad como activista de la sociedad civil, “fue asesinada a tiros junto con su conductor”, precisó el portavoz.

El presidente afgano, Ashraf Ghani, condenó el asesinato de la periodista y su conductor al tiempo que pidió a las autoridades una investigación del ataque “terrorista”.

“Los ataques a nuestros periodistas son un crimen inhumano e imperdonable”, dijo Ghani en una declaración en la que prometió que el Gobierno hará todo lo posible por “proteger” y “promover” la libertad de expresión y la libertad de prensa.

Este es el más reciente de una serie de asesinatos selectivos cometidos en el país contra figuras prominentes de la sociedad civil.

Los ataque a periodistas, religiosos, defensores de los derechos humanos, y estudiantes han ido en aumento desde hace un año, coincidiendo primero con el acuerdo firmado en febrero entre Estados Unidos y los talibanes, y desde septiembre con el diálogo directo de los insurgentes con el Gobierno de Kabul en Doha.

Una decena de misiones diplomáticas en Afganistán, incluidas las de la Unión Europea, Estados Unidos y la OTAN, condenaron el pasado lunes, a través de un comunicado conjunto, esta ola de asesinatos que buscan acallar la diversidad de opiniones en el país.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas