Mujeres exigen posiciones de alto nivel: Angélica Fuentes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Angélica Fuentes Téllez

México, 15 de octubre de 2021.- Desde 1991, la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo mundial cada vez es más considerable, sin embargo sólo el 20% ocupa un cargo directivo, por lo que cada vez son más las que exigen posiciones de alto nivel, asegura Angélica Fuentes Téllez. 

La empresaria mexicana, quien se ha destacado por promover la equidad de género, considera que la presencia de la mujer en altos puestos, además de reducir la brecha laboral, representaría una manera de impulsar la competitividad económica y el desarrollo integral de la sociedad.

“Cuando las mujeres ocupan cargos de alto nivel tienden a promover una redistribución equitativa de los recursos y el nivel de productividad tiende a aumentar. La organización Internacional del Trabajo (OIT) señala que las empresas que ponen en práctica una cultura empresarial inclusiva aumentan la probabilidad de lograr mayor rentabilidad y productividad”, afirma la empresaria.    

En ese sentido, Angélica Fuentes detalla las oportunidades de las empresas al generar políticas de inclusión y diversidad. 

“Datos indican que las empresas lideradas por mujeres también aumentan la capacidad de atraer y retener el talento; impulsan la creatividad, innovación y apertura; así como mejoran la reputación de la empresa. El liderazgo de las mujeres en el ámbito empresarial tiene muchos los beneficios”. 

Mujeres se enfrentan a obstáculos persistentes, dice Angélica Fuentes

Asimismo, a decir por la especialista en materia de equidad de género, uno de los mayores obstáculos a los que se enfrenta la mujer para alcanzar posiciones más altas en las compañías, es el llamado “techo de cristal”, un conjunto de normas no escritas al interior de las organizaciones que les dificulta el acceso a puestos de alta dirección.   

“Se trata de una barrera invisible, generalmente basada en estereotipos de género, que impide a las mujeres altamente cualificadas, alcanzar puestos de mayor responsabilidad en las organizaciones en las que trabajan. Aunque en América Latina, este techo es de hierro: más evidente y más difícil de romper.”, explica Angélica Fuentes Tellez. 

De acuerdo con el informe Women in Business 2020 de Grant Thornton, en México sólo el 16% de la fuerza laboral femenina cuenta con un cargo directivo. En comparación con Estados Unidos, donde el 41.1% de las empresas son lideradas por mujeres, en México todavía predomina el estereotipo que relaciona al hombre como mejor calificado para ocupar un puesto directivo. 

“Todavía se arrastran ideas obsoletas vinculadas al poder y a la gestión de ese poder, que ha sido tradicionalmente ejercido por los hombres. La contribución de las mujeres al liderazgo es fundamental en todos los sectores. Desde el ámbito empresarial hasta en el deporte, la diversidad en el liderazgo nos beneficia a todos”, dice la exitosa empresaria.   

De igual forma, estimaciones del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) arrojan que mientras 31% de mujeres mexicanas tiene un puesto ejecutivo, sólo el 7% de ese porcentaje tiene participación en la junta directiva de las empresas mexicanas.   

Brecha salarial

Además, otro de los obstáculos que merman el desarrollo de las mujeres en el campo laboral, es la brecha salarial, un indicador persistente de desigualdad.   

“Las mexicanas ganan 34% menos que los hombres, mientras que en el resto de Latinoamérica la diferencia es del 21%. Las empresas que adoptan políticas activas de diversidad e inclusión en México registran 2.3 veces más flujo de efectivo, 1.4 veces más ventas y 170% mayores alternativas de innovación, creatividad y gestión, en comparación con empresas que no lo hacen”. 

Políticas de inclusión

Para Angélica Fuentes es indispensable promover la equidad de género y crear políticas de integración e inclusión laboral que se ejecuten de manera coordinada y consistente dentro de las empresas.  

“Si queremos crear economías más fuertes, lograr objetivos de desarrollo sostenible y mejorar la calidad de vida de toda la sociedad, es fundamental fomentar la equidad de género y desarrollar condiciones para la igualdad de oportunidades”.

TE RECOMENDAMOS VER 

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas