Despertar México

Advierten sobre el hábito de morderse las uñas

Ciudad de México, 24 Junio.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que morderse las uñas puede ser altamente peligroso e incluso podría provocar la muerte.

Esto debido a  que es un medio por el cual pueden ingresar bacterias  al estómago, capaces de generar un cuadro de sepsis, enfermedad que ocurre cuando el cuerpo tiene una respuesta inmunitaria a una infección bacteriana.

Carlos Fernando Ramírez Aboites, coordinador del Hospital del IMSS en el Estado de México Oriente, destacó que esta práctica conocida clínicamente como onicofagia provoca que las personas introduzcan bacterias u oxiuros provenientes del ano, que por lo regular quedan enterrados debajo de la superficie de las uñas.

Este tipo de bacterias se presenta como problemas estomacales, fiebre, aceleración respiratoria, mareos, diarrea y moretones repentinos en la piel.

Sin embargo, morderse las uñas también provoca malformaciones en los dientes, la mordedura, debilita el esmalte y ocasiona la pérdida de crecimiento de la uña, lo que posteriormente genera deformaciones en los dedos.

“El mordedor compulsivo de uñas puede estar tentado a comer no solo éstas, sino también la cutícula y la piel de alrededor, conocida como padrastros, lo que produce heridas a través de las cuales pueden sufrir infecciones oportunistas”, destacó el especialista.

Respecto al daño que se puede producir en los dientes, agregó que los más lastimados son los incisivos, pero también las alteraciones que sufre la mandíbula, dolor en el cuello y en la cara.

Los restos de las uñas también pueden llegar a incrustarse en las encías, produciendo inflamación y verrugas periungueales alrededor o debajo de los dedos, los cuales también son síntomas del virus del papiloma humano.

Hasta el momento ya se han presenciado algunos casos derivados de las consecuencias de morderse las uñas, como el de un inglés de 28 años de edad llamado Luke Honoman, quien presentó un cuadro de estas enfermedad por ingerir los padrastos de las uñas.

Esto lo llevó a emergencias en un hospital donde  lograron estabilizarlo y salvarle la vida, gracias a la atención médica oportuna.

En otro caso de una joven llamada Courtney Withourn, el hábito de morderse las uñas le derivó en un cáncer en su pulgar que ocultó a tal grado que cuando fue atendida de urgencia se lo tuvieron que amputar.

Vannya Bello

Añadir comentario