Despertar México

Adulta vs Viagra

Con información de Excélsior

Ciudad de México, 22 de enero.- La guerra inminente tiene colores: el azul de la pastilla que acabó con la disfunción eréctil y cambió los hábitos sexuales desde hace 20 años, y el oscuro de las actuales pastillas negras, que se han convertido en la fiebre de consumo. 

La pastilla negra está revolucionando la manera de percibir las relaciones sexuales en una época en la que los medios de comunicación se han encargado de difundirla y celebran su lanzamiento.

Con una fórmula suiza, producida en México por una empresa cien por ciento mexicana, con alcance transnacional, y con el apoyo de las mayores empresas y medios de difusión en México y en el mundo de la información.

El conflicto entre los extranjeros y los mexicanos se agrava cuando para intentar acabar con la fuerza que gana la novedosa pastilla negra, la industria farmacéutica utiliza su influencia política y su potencial financiero, ara acusar que la publicidad del nuevo producto excede en promesas atribuidas a un suplemento alimenticio.

Los mexicanos de la pastilla negra contraatacan argumentando que el éxito de su producto es justamente por ser un suplemento alimenticio que  o provoca los comprobados efectos colaterales que causan las pastillas azules, que van desde fuertes dolores de cabeza hasta muertes documentadas por el uso indiscriminado y sin control medico de la pastilla azul, 

Estos cuentan con todo el gremio médico de su lado, que desaprueban que un medicamento con tal substancia activa sea consumido sin riguroso examen clínico y opinión médica, para evitar graves riesgos, sobre todo en pacientes cardiacos.

Otra reconocida casa productora que apoya a las pastillas negras prepara para Netflix un documental en idioma inglés que acusa la influencia financiera y política de la industria farmacéutica ejercida sobre los organismos de control sanitario en todo el  mundo, sobre todo el FDA (Food and Drug Administration) de Estados Unidos, en liberar el consumo indiscriminado de un medicamento que provoca graves riesgos para la salud. 

Por otro lado, en México las farmacéuticas preparan una fuerte estrategia de presión sobre las autoridades mexicanas, sobretodo Cofepris, para eliminar del mercado a su preocupante competencia, alegando que la publicidad de las pastillas negras es indebida. 

La actual administración del gobierno mexicano tiene que mostrarse muy cautelosa y enérgica con el combate a la corrupción y sobre todo no ceder ante la influencia del poderío económico multinacional. 

Sin embargo, ese duelo entre tráfico de influencias y poder mediático promete un fuerte dolor de cabeza a las autoridades de Cofepris, quienes tendrán que mediar de forma cautelosa esa guerra de colores. 

La Cofepris en la dependencia del gobierno federal responsable del control sanitario de alimento y medicamentos,  entre otras atribuciones controla su distribución y reglamenta su publicidad.

Vannya Bello

Añadir comentario