Vaquitas marinas en peligro de extinción

Las vaquitas marinas que fueron refugiadas para su protección en el Golfo de California en 2007 están en alerta encendida ante su próxima extinción

Ciudad de México, 20 Abril.- Las vaquitas marinas que fueron refugiadas para su protección en el Golfo de California en 2007 están en alerta encendida ante su próxima extinción.

En el 2007 fueron rescatadas 150 ejemplares, lamentablemente tras una inversión de 1,200 milles de pesos y una década después, tan solo quedan 30 vaquitas marinas. El gobierno de Felipe Calderón y de Enrique Peña Nieto han trabajo en diversas estrategias para la protección marítima del único mamífero marino endémico de México.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales anunció que la suspensión de pesca se prolongará  hasta finales del mes de mayo, aunque después de poner este llamado para evitar que las vaquitas queden atrapadas en el sus redes, solo se ha visto una reducción del 50%.

CIRVA alertó  desde el año 2014 sobre  la pesca ilegal de totoaba, misma que es la principal amenaza de la especie, lamentablemente entre las acciones del gobierno, está práctica es la que menos registra avances de su desaparición.

Las vaquitas mueren en las redes para pescar totoaba, misma pesca que está prohibida desde 1975 y que es recurrente para los pescadores ya que con vender un solo ejemplar pueden ganar aproximadamente lo que necesitan para solventarse durante medio año o incluso un poco más.

Se reporta que el número de recorridos y operativos realizados en el Golfo de California para evitar la  pesca ilegal, es el mismo desde hace cinco años aún después de las alertas y el dinero que se ha invertido.

“En octubre y noviembre de 2016, se descubrieron 105 piezas de artes de pesca ilegales o abandonadas… Esto demuestra que las actividades de pesca ilegal continúan en niveles alarmantes” denunció en el último informa el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita.

Para la conservación de la espacie, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales anunció que iniciarán su proyecto de protección, en el cual trasladarán algunos de los ejemplares restantes a un santuario temporal para que puedan reproducirse en un lugar seguro lejos del peligro de la pesca.

Este proyecto se financiará con tres millones de dólares aportados por organizaciones civiles internacionales, pero también están expuestos a enfrentarse con dificultades como la localización de los ejemplares, ya sea por aire o vía marítima, el estrés que puedan soporta las vaquitas al ser manipuladas y perseguidas, así como la baja diversidad genética que poseen por la reducción de ejemplares.

Información Vanguardia

Imagen vía web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *