Un Smartphone reduce la capacidad cognitiva

La presencia de un smartphone reduce la capacidad cognitiva disponible y deteriora el funcionamiento cognitivo, incluso cuando las personas sienten que están poniendo toda su atención

Estados Unidos, 27 Junio.- Un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Negocios McCombs, de la Universidad de Texas en Austin, informó que la capacidad cognitiva se reduce significativamente cuando un teléfono inteligente se encuentra al alcance de las personas, incluso cuando está apagado.

Esto después de se llevara a cabo una serie de experimentos en los que participaron cerca de 800 usuarios de Smartphones, con la intención de medir por primera vez el desempeño de las personas al completar tareas cuando tienen sus celulares cerca y también si los tienen cerca y no están en uso.

Para este experimento se les pidió a los participantes sentarse en una computadora y tomar una serie de pruebas que requieren de plena concentración.

Las pruebas estaban orientadas a medir la capacidad cognitiva disponible de los participantes, es decir, la capacidad del cerebro para contener y procesar datos en un momento específico.

Los participantes tenían la oportunidad de poner sus teléfonos inteligentes en el escritorio con la pantalla hacia abajo, en su bolsillo o bolsa personal, e incluso hasta en otra habitación, con el único requisito de que donde sea que los colocaran tenían que mantenerlos en silencio.

Los investigadores se percataron de que el grupo de participantes que eligieron dejar sus celulares en otra habitación superó con creces los resultados de los que mantuvieron sus celulares en el escritorio y también a quienes lo habían colocado en su bolsillo.

Los resultados resaltan que la presencia de un smartphone reduce la capacidad cognitiva disponible y deteriora el funcionamiento cognitivo, incluso cuando las personas sienten que están poniendo toda su atención o concentración para realizar alguna tarea.

El doctor Adrian Ward, Ph.D. en psicología y profesor de ciencias del comportamiento explicó:

Vemos una tendencia lineal que sugiere que a medida que el teléfono inteligente se hace más notable, los participantes disminuyen su capacidad cognitiva disponible. Su mente consciente no está pensando en su teléfono inteligente; pero ese proceso, en el que se exige a sí mismo a no pensar en algo, utiliza parte de sus recursos cognitivos.

El mismo estudio se aplicó a otro grupo de personas que se consideraban adictas a sus teléfonos y el resultado terminó siendo el  mismo, sin embargo a muchos de ellos se les pidió apagar su celular, lo cual arrojó que las personas que lo mantuvieron encendido y cerca de ellos sacaron los peores resultados, pero cuando lo apagaban este mejoraba considerablemente.

Los investigadores señalan que no importa si el teléfono se encuentra encendido o apagado, o si estaba boca arriba o boca abajo sobre el escritorio, el simple hecho de tenerlo al alcance reduce la capacidad de una persona de concentrarse y realizar tareas, debido a que parte de su cerebro está trabajando activamente para no pensar en el teléfono.

Información Tekcrispy// imagen vía web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *