Saltiel Cohen: México innova en tratamientos para el cuidado de equinos

Tildren es el primer bifosfonato cuya eficacia está demostrada para el tratamiento del síndrome navicular en equinos

Ciudad de México, 11 Septiembre.- Un equipo de investigadores liderados por el doctor Alberto Saltiel Cohen, ha desarrollado Tildren, el primer bifosfonato cuya eficacia está demostrada para el tratamiento del síndrome navicular en equinos.

A pesar de que la enfermedad del navicular como también se le conoce, es un padecimiento degenerativo causante de entre 20% y 30% de los casos de cojera crónica en caballos, en México existen pocas empresas enfocadas a idear y ofrecer soluciones para su tratamiento, destaca Saltiel Cohen.

Descrito en el año 1752 por Jeremiah Bridges, el síndrome de navicular es hasta la actualidad, un padecimiento que gran número de investigadores han tratado de desenmascarar por su intrincado mecanismo que lo provoca.

Sin embargo, la teoría más aceptada hasta ahora, señala que la enfermedad se debe en gran parte a alteraciones circulatorias, aplomos inadecuados y prácticas de herraje defectuosas que pueden crear fuerzas anormales en la región del casco, que terminan por afectar el hueso navicular o sesamoideo distal.

Múltiples estudios realizados a nivel internacional -incluyendo los llevados a cabo por EQ Especialidades- indican que si bien los resultados obtenidos no son definitivos, permiten albergar esperanzas de un conocimiento total a corto-medio plazo de la enfermedad.

Para atender con éxito este padecimiento, en EQ Especialidades desarrollaron Tildren, un medicamento auxiliar en el tratamiento de distintas regiones afectadas que por sus propiedades, también ayuda a prevenir la pérdida y desgaste óseo producido por la inactividad en los caballos.

De acuerdo con Saltiel Cohen, este medicamento tiene la ventaja de ser una terapia sistémica que se puede emplear para tratar distintas regiones afectadas con osteoartritis a la vez, en lugar de la tradicional terapia intra-articular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *