Malala en el Auditorio Nacional

Las niñas mexicanas me inspiran. El apoyo de la gente que cree que es posible lograr un cambio positivo me da fuerza.

Ciudad de México 01 Septiembre.- Tras su llegada a la Ciudad de México, Malala Ypuzafzai, premio nobel de la Paz participó en el encuentro México Siglo XXI de la Fundación Telmex para hablar acerca de la educación de las niñas y niños en México.

Las niñas mexicanas me inspiran. El apoyo de la gente que cree que es posible lograr un cambio positivo me da fuerza.

También aseguró que todas las personas viven momentos difíciles, sin embargo si se mantienen con esperanza, pueden salir fortalecidas.

Cuando uno pasa momentos difíciles se vuelve más fuerte, si uno mantiene la esperanza existe la posibilidad de un futuro. Cuando me dispararon, en el hospital todo fue difícil para mí, pero el apoyo de la gente me dio valor.

En su visita al Auditorio Nacional con una capacidad de 10 mil personas, se presentó en español con un “Yo soy Malala, ¿Cómo están?” y posteriormente agradeció a todas las personas por su apoyo, cartas y diversas aportaciones que han realizado a su fundación.

Lo que me emociona de estar aquí es la pasión de ustedes, los extremistas que me atacaron cometieron un error porque ahora no solo hablo para las niñas de mi lugar, sino para todas. Mencionó.

En su discursó también compartió que gracias a su padre Ziauddin Ypusafzai, quien también se encontraba presente, pudo lograr ir a las escuela, pues el defendió la idea de llevarla a estudiar.

Malala confesó ser una chica normal, aunque descartó la práctica de algún deporte, pero a pesar de ello comentó que los sigue por televisión, pues es fan del críquet, badminton y tenis, sobre todo esta última porque admira mucho a Roger Federer, ganador de torneos Grand Slam.

La invitada comentó un poco del  proceso que vivió para ser aceptada en la Universidad de Oxford y relató algunas de sus experiencias como inmigrante, entre ellas lo difícil que resulta hacer amigos y sobre todo adaptarse, lo cual a ella le costó un año.

También resaltó que las mujeres son fuertes, sin embargo necesitan darse cuenta de eso y romper sus barreras, creer en ellas y en su voz, por lo cual defendió la idea de un feminismo que incluya a las hombres.

Debemos despertar la mente y darnos cuenta de que todos podemos beneficiarnos cuando las niñas se eduquen más. No se pongan límites, no se subestimen.

Con información de Excélsior

Imagen vía web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *