Maestra asesinada en San Bernardino

“Pensó que tenía un esposo maravilloso, pero descubrió que no lo era”

Los Angeles, 11 Abril.-  El pasado lunes un hombre entró a un aula de una escuela primaria en dónde enseñaba su esposa Karen Smith, abrió fuego sin decir ni una sola palabra y mato a la mujer y a un niño de ocho años, además de herir a un alumno de nueve años, después del acto, el hombre se suicidó.

La policía en San Bernardino no ha dicho nada sobre los presuntos motivos de Cedirc  Anderson para abrir fuego en la escuela North Park pero se descartó que la agresión fuera  dirigida a los menores, pues el asesino entró directamente a buscar a la profesora y el niño que murió fue por una bala cruzada.

“Nadie ha dicho que lo venía venir” aseguró el jefe de la policía Jarrod Burguan, aunque Anderson ya tenía un historial de armas, violencia doméstica y cargos de drogas previo a su breve matrimonio.

Marissa Pérez, una pequeña de nueve años que se encontraba dentro del aula se metió baja una mesa cuando vio que el hombre entró al salón, la niña dijo que Anderson no dijo ni una sola palabra cuando comenzó a disparar, además de agregar que uno de sus amigos fue alcanzado por una bala.

“Ella me dice una y otra vez: Balearon a mi maestra, balearon a mi amigo” mencionó la madre de Marissa, agarrando en sus manos la ropa ensangrentada de su hija.

Al revisar la página de Facebook de Anderson, no se encontraron publicaciones sospechosas, sino más bien manifestaciones de amor escritas para su esposa y manifestaciones de devoción religiosa.

“Ella sabe cuándo ignorarme”, “Bueno, eso hace un matrimonio feliz” dice Anderson entre risas en un vídeo colocado el 27 de febrero en sus redes sociales.

Sin embargo se averiguó que la maestra le había dejado un mes y medio después de la boda, mientras la mamá de la víctima declaró “Pensó que tenía un esposo maravilloso, pero descubrió que no lo era”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *