Luz, víctima de la negligencia de las autoridades

Su madre observó una fotografía que fue subida en su cuenta de Instagram once horas después de su desaparición, en la cual solo se percataba la punta de su nariz, la boca y los hombros y como pie de foto: “Quiero más fiestas como esta”

Ciudad de México, 20 Junio.- La joven Luz Adriana Castillo Vázquez de 19 años de edad, desaparecida el pasado 31 de marzo del 2017, fue hallada una semana después muerta por la negligencia de las autoridades, sin embargo su mamá descubrió algo inusual en una fotografía que fue subida 11 horas después de su desaparición a través de su cuenta de Instagram.

Luz era amante de los animales y se encontraba en un curso para presentar el examen de admisión del Instituto Politécnico Nacional, puesto que quería estudiar veterinaria.

El 31 de marzo sus familiares salieron de su casa ubicada en la delegación  Iztapalapa, pero Luz se quedó puesto que iba recoger los platos, sin embargo cuando llegó la noche, la madre de la víctima (Wendy), se percató de que la mesa seguía sucia y el dinero que habían dejado por la mañana seguía intacto, además de que en el cuarto de su hija se encontrara su bote de dinero de ahorros sin rastro alguno de haber sido tomado, por lo cual empezó a sospechar de la situación.

Después de llamar a su celular y no recibir respuesta, preguntaron a su novio quien aseguró que comió en su casa con Luz en la tarde, pero que después de una discusión ella se marchó.

Cuando informaron a CAPEA, no tuvieron la intención ni investigaron nada, pues únicamente argumentaron que debió haberse escapado con el novio, sin embargo después de las declaraciones ya no pudieron recabar más información o las grabaciones de las cámaras cercanas a la casa de su novio ni del metro, por su negligencia.

El Cuerpo fue encontrada el ocho de abril en la Ciudad de México, pero las autoridades informaron del hallazgo hasta el 27 del mismo mes, sin embargo los restos de la joven se encontraban en avanzado estado de descomposición por lo que fue necesario realizarle una radiografía dental y pruebas de ADN, que confirmaron que era Luz y había sido asesinada el mismo 31 de marzo.

Días antes del hallazgo, su madre observó una fotografía que fue subida en su cuenta de Instagram once horas después de su desaparición, en la cual solo se percataba la punta de su nariz, la boca y los hombros y como pie de foto: “Quiero más fiestas como esta”, sin embargo después de verla detenidamente por un largo tiempo, notó la blusa que tenía y subió a buscarla en su closet, misma que encontró.

La fotografía no había sido tomada ese 31 de marzo, probablemente su asesino la había publicado para despistar y que no buscaran a su víctima, lamentablemente lo más probable es que para cuando el desconocido había publicado esa foto, Luz ya estaba muerta.

Información Gráfico / imagen vía web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *