La adolescente que logró concientizar sobre el uso del popote

Ximena Arizmendi se convirtió en una activista del medio ambiente gracias a un proyecto que realizó en la escuela

Ciudad de México, 19 Junio.- Es increíble ver como proyectos escolares que miles de profesores motivan a sus alumnos a hacer han revolucionado nuestra sociedad, pues aunque a simple vista  parecieran ser tan sencillos, pueden repercutir grandemente en las comunidades y en la sociedad.

Tal fue el caso de la joven adolescente de tan solo 17 años, Ximena Arizmendi, quien se convirtió en una activista del medio ambiente gracias a un proyecto que realizó en la escuela en dónde su objetivo fue concientizar sobre el uso del popote.

Su meta fue que todos tomarán en cuenta que los popotes tardan más de 100 años en desintegrarse y por medio de una campaña llamada “No gracias” se dio a la tarea de pegar infografías en los salones de su escuela y otras instituciones vecinas que iban acompañadas de pláticas.

Sin embargo después de compartirlo y a pesar de haber concluido la materia, Ximena quizo seguir  compartiendo su proyecto en redes sociales y logró hacer convenios con marcas de popotes ecológico y así como participar con “Hojas verdes”, una feria nacional de productos ecológicos y orgánicos, talleres y pláticas en pro al medio ambiente.

“Las personas creen que el hecho de no usar popote es sinónimo de que es un restaurante de baja calidad o señal de un lugar antihigiénico, pero es mentira, pues en milésimas de segundo las bacterias contaminan el vaso y su contenido, también, el popote”

Además Ximena también ha ganado el premio internacional “Ten Outstanting Ypung People” por su proyecto “No Gracias”, mismo que actualmente continúa de forma local y nacional mediante concursos, redes sociales y charlas en diferentes espacios.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *