Inyectaba cemento en cirugías

“Mi hija murió como una de las más inhumanas muertes, ella sufrió durante 18 meses sin saber por completo lo que habían puesto en su cuerpo”

Florida, 29 Marzo.- Se trata de un transgénero de 36 años mejor conocido como “La Duquesa” quien fue condenado a 10 años de prisión por inyectar en los glúteos cemento aceite mineral, silicona, pegamento y sellador de llantas entre otros productos tóxicos.

Muchos hombres y mujeres cayeron en las cirugías plásticas para exaltar su figura, por lo regular los pacientes de Oneal Ron Morris, también eran personas transgénero.

Fueron 12 años los que Morris inyectó este tipo de productos y debido a  sus cirugías una de sus pacientes murió, ya que durante tres años le inyectó silicona con cemento en 10 ocasiones, por fortuna, antes de su muerte extendió una denuncia ya que sus glúteos se habían puesto negros por la infección.

La muerte  se reporto por migración másica sistémica de silicona por las inyecciones que se aplicó en los glúteos y caderas, además el pago que realizó por el tratamiento estético fue de 2,000 dólares según los reportes.

La Duquesa ya fue sentenciada y condenada a 10 años de prisión por homicidio culposo y otros cinco más de libertad condicional, sin embargo es la segunda vez que esta mujer pisa la cárcel por una falsa profesión.

La madre de la víctima declaró durante la audiencia “Mi hija murió como una de las más inhumanas muertes, ella sufrió durante 18 meses sin saber por completo lo que habían puesto en su cuerpo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *