Energía eólica de las energías más prometedoras

La energía eólica se ha convertido en un nicho de confianza debido a su bajo impacto ambiental, en países como España, las empresas energéticas están apostando

Ciudad de México, 23 Enero.- La energía eólica se ha convertido en un nicho de confianza debido a su bajo impacto ambiental, en países como España, las empresas energéticas están apostando por utilizar esta energía.

Te presentamos algunas ventajas:

  • Inagotable: la energía eólica es una energía renovable porque el viento es un recurso inagotable. Esto significa que siempre se puede contar con la fuente original que produce la energía, lo que garantiza que su utilidad no tiene fecha de caducidad.
  • Limpia: se trata de una energía completamente limpia. De hecho, esta es quizás su principal ventaja cuando se la compara con otros tipos de energía. La energía eólica no produce ningún tipo de residuo, lo que significa que su uso no contribuye a la destrucción de los ecosistemas ni favorece el calentamiento global.
  • Segura: es una de las energías más seguras que existen. Al no producir residuos contaminantes ni suponer un peligro en caso de accidente, se trata de una energía completamente segura.
  • Es energía autóctona: esto permite favorecer la independencia energética, ya que, aunque hay países que cuentan con mayor índice de vientos, se puede encontrar en todo el mundo. Esto permite que se cree un mercado energético autóctono y libera de la necesidad de importar la energía desde otras economías.
  • Facilidad de montar y desmontar los parques eólicos. La tecnología necesaria a la hora de implementar un parque eólico permite que se lleven a cabo de forma sencilla y bastante efectiva. De hecho, si hoy en día se tarda más tiempo de lo deseado en construirlos, normalmente se debe a cuestiones burocráticas y relacionadas con la administración.
  • Poco impacto en el suelo: los parques eólicos tienen un impacto muy pequeño en el suelo y en su erosión. Esto se debe tanto a la ausencia de residuos contaminantes como al hecho de que ocupan poco espacio en comparación con otro tipo de instalaciones energéticas.
  • Energía respetuosa con los acuíferos: debido a la ausencia de cualquier tipo de residuo contaminante, no altera la composición del agua de la zona, lo que supone un elemento fundamental a la hora de proteger las reservas hídricas locales y los ecosistemas ligados a las mismas.
  • Es una energía muy barata, situándose en algunos casos al mismo precio que el carbón e incluso la energía nuclear.
  • Cuando una turbina eólica termina su vida útil se desmonta sin dejar un impacto considerable en el entorno debido a los pocos metros cuadrados que ocupa.
  • Crea puestos de trabajo. De hecho, aquellos lugares en los que se construyen parques eólicos experimentan una reducción considerable del paro local.
  • Es compatible con otras actividades como la agricultura y la ganadería, lo que hace que no tenga un impacto negativo en la economía local al no requerir una especialización laboral de la zona. Esto permite que las zonas en las que se instala puedan seguir desarrollando su actividad tradicional al mismo tiempo que incrementan su actividad gracias a la energía eólica.

Con información de Ecología Verde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back to Top