El nuevo paradigma de la relación bilateral

Tenemos que demostrarle a la nueva administración de los Estados Unidos, que México y la relación que tiene con los americanos, es mucho más potente

 

 

 

 

 

 

Armando Ríos Piter

La historia nos ha enseñado que si existe división, se afectan los intereses del país. Ante el nuevo paradigma que significa la relación México-Estados Unidos, convoco a que los actores públicos y ciudadanos, trabajen para que no exista fragilidad en la negociación de la relación bilateral

¿Qué es lo que nos espera si continúa el discurso de Donald Trump? En los próximos dos años podrían repatriarse hasta 3 millones de connacionales y si México está desorganizado para recibirlos puede existir un choque demográfico.

Creo que esto debemos verlo como una oportunidad, porque se trata de gente capacitada en distintos rubros de quienes se puede aprender mucho. Si procuramos la unidad en torno a México frente al nuevo paradigma, es posible cambiar las cosas que se han hecho mal, por eso es importante conocer la opinión de los distintos sectores de la sociedad y lograr unificar un mismo rumbo para la nación.

Es duro escuchar las historias de nuestros paisanos. Duele saber cómo abandonaron sus familias, sus pertenencias y su país, sólo buscando la supervivencia, y ya ni siquiera el famoso sueño americano, tal como lo señala León Krauze en su libro La Mesa: historia de nuestra gente.

Ante esta realidad, la pregunta es: ¿qué tenemos que hacer aquí, nosotros, para dejar de ser ese infierno del que huyen quienes migran?

Para empezar construir armonía. Necesitamos un país donde se termine la violencia entre nosotros y hacia el medio ambiente. Es prioritario sanar y reconstruir nuestro tejido social, impulsando una política nacional que tenga como prioridad el respeto a las mujeres y los niños, esto es clave para la transformación del país y del mundo.

De igual forma debemos replantear la política de seguridad y combate a las drogas, legalizando la marihuana para consumo lúdico y la amapola para uso médico. Basta ya de tanta sangre derramada por prohibiciones inútiles.

En lo económico, si apostamos por dejar atrás nuestra dependencia de los combustibles fósiles, no sólo nos beneficiaremos con recursos, sino que vamos a redefinir profundamente la forma en que nos relacionamos con el entorno natural. Y aquí es donde México de tomar ventaja de su posición geográfica, aprovechando sus fuentes renovables de energía, como el sol y el viento.

En segundo lugar hay que generar justicia. Nuestro país tiene que convertirse en un verdadero Estado de Derecho, donde todos sin excepción seamos iguales frente a la ley y gocemos de la garantía de una defensa judicial eficaz, con un abogado de calidad. El dinero y el poder no pueden seguir siendo los únicos vehículos de acceso a la mal llamada justicia.

Para lograrlo, es importante desaparecer el fuero para todos los servidores públicos, empezando por el Presidente de la República. Tampoco deben existir privilegios especiales en favor de ningún tipo de ciudadano. Asimismo, es indispensable tener jueces y fiscales que combatan la corrupción e impunidad sin titubeos.

Finalmente hay que generar riqueza de forma colectiva y expansiva, sustentados en modelos regionales de emprendimiento que impulsen la creatividad, la innovación y el valor agregado. A la par, debemos orientar la educación hacia el desarrollo de capacidades para el siglo XXI, incorporando tecnología, cultura y un sistema universal de salud física y emocional.

A la par de estas propuestas los senadores de Operación Monarca, seguimos trabajando para encontrar aliados de ambos de la frontera y en los próximos días visitaremos el Estado de Arizona. Ya logramos que se destinen mil millones de pesos para fortalecer los consulados y la asesoría jurídica. También se originó una iniciativa preferente por parte del presidente de la República, para revalidación de estudios en México de los connacionales que sean deportados.

También los invito a todos a participar en el Muro Humano que llevaremos a cabo en Ciudad Juárez, Chihuahua y Tijuana, Baja California el próximo viernes 17 de febrero.

Tenemos que demostrarle a la nueva administración de los Estados Unidos, que México y la relación que tiene con los americanos, es mucho más potente.

 

@RíosPiterJaguar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *