El ejercicio psicológico para encontrarte a ti mismo

Lo primero que tienes que hacer es asumir que la mayoría de las cosas que dices o piensas no son tuyas, y que no las crees.

Ciudad de México, 11 Enero.- El Profesor de la Universidad de Toronto, Jordan Peterson creó una serie de pasos prácticos que te ayudarán a encontrarte a ti mismo en pensamientos, ideologías y sentimientos.

Esto después de varios estudios que lo llevaron a concluir que lo que realmente somos no es verdaderamente auténtico pues en realidad todo se debe a una serie de conceptos y significados que vamos aprendiendo desde nuestra niñez derivado de las circunstancias en las que nacemos.

 

Lo primero que tienes que hacer es asumir que la mayoría de las cosas que dices o piensas no son tuyas, y que no las crees.

  • Imagina que tus propios pensamientos son dichos por alguien más que acabas de conocer, esto te ayudará a despegarte de lo que piensas y dices.
  • Deja de repetir ciegamente las opiniones de los demás, para darte cuento que eso no eres tu.
  • Comienza a escuchar lo que dices, pero aún más importante, comienza a sentir lo que dices.
  • Presta atención a si lo que dices te hace sentir más fuerte o más débil.

-Si es más fuerte, sigue diciéndolo, pero si es más débil, es decir, que causa una sensación              de desintegración o algún tipo  incomodidad en el estómago, deja de repetirlo.

  • Cuando expreses algo que te genere una sensación física de inestabilidad, detente y vuelve a buscar palabras que sientas que son verdaderas.
  • Todas tus palabras y pensamientos deben generarte una sensación de integridad, fuerza y autenticidad.

“Decir algo falso te da una sensación de debilidad porque se disocia; parte de ti está de acuerdo y otro parte no está de acuerdo. Por ejemplo: Decir cosas que no crees para impresionar a alguien, o asegurarte de que seguirás siendo aceptado en algún orden social, crea una máscara detrás de la cual sientes que debes esconderte.”

  • Evita la falsedad en tu propia representación de ti mismo ya que podrás sumirte en una interminable multiplicidad de mentiras.

Al seguir este ejercicio haces que tu capacidad de hablar se subordine a tu capacidad de poner atención, pero sobre todo buscarás y generarás los pensamientos que realmente quieres.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *