Detienen a mexicana yihadista

La mexicana, de 38 años de edad, fue detenida en el pueblo de Pinto y es acusada de actividades de adoctrinamiento y enaltecimiento terrorista.

Ciudad de México, 23 Ene.- Una mujer de 38 años originaria de Monterrey, Nuevo León, fue detenida hoy por la Guardia Civil de España en el pueblo madrileño de Pinto,la cual es señalada por realizar actividades de auto adoctrinamiento y enaltecimiento yihadista.

La detenida es la esposa de un hombre que actualmente está en prisión, arrestado por la Guardia Civil en mayo de 2016 en la misma localidad, como integrante de una red de captación y adoctrinamiento terrorista.

El análisis de los dispositivos electrónicos intervenidos en la operación desarrollada en mayo de 2016 por la Guardia Civil permitió poner de manifiesto su implicación en la difusión del ideario yihadista.

La investigación pudo determinar la existencia de una estructura estable que desarrollaba una intensa labor de publicación y distribución de contenidos propagandísticos afines al terrorismo yihadista, a través de diversas plataformas web y aplicaciones de mensajería instantánea, desde las que realizaban llamamientos expresos a la participación en actividades terroristas.

De acuerdo con un comunicado del Ministerio del Interior, la mujer detenida hoy experimentó en Monterrey un rápido proceso de conversión al Islam, adoptando desde el principio una visión rigorista de dicha religión.

En el año 2010, todavía en su ciudad natal, dejó constancia de su profundo rechazo a su pasado católico y de su deseo de vincularse emocionalmente con un musulmán.

Tras contraer matrimonio, se agudizó su proceso de autoradicalización que la llevó a un aislamiento de la comunidad, con total ausencia de relaciones sociales ajenas al ámbito radical, limitando al máximo sus salidas del domicilio, siempre vistiendo el niqab y con una atención escrupulosa a las directrices del Islam más radical.

En relación con su actividad en las redes, la detenida ejercía una clara influencia sobre un amplio grupo de contactos a los que incitaba a ejercer una labor proselitista.

En este sentido, llegó a convertirse en figura muy relevante entre las mujeres de la Comunidad Islámica de Monterrey, alentando a la yihad femenina y compartiendo material propagandístico, búsquedas realizadas en Google de México y acceso a perfiles de Facebook de musulmanes conversos originarios de América Latina.

En esta operación y otras recientes desarrolladas por la Guardia Civil, queda patente la importancia creciente de las mujeres en el aparato de propaganda de los grupos yihadistas, especialmente del autodenominado Estado Islámico, pasando de ser simples esposas o madres de combatientes, para adoptar un papel activo como difusoras del ideario yihadista y captadoras de nuevos adeptos.

La mujer regiomontana fue enviada una prisión de Madrid, y en caso de que la Guardia Civil confirme sus sospechas, esta podría pasar entre 10 y 20 años en la cárcel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *