Descubren anfibio fluorescente en Argentina

Esta rana arborícola es la primera especia conocida que puede aumentar paulatinamente su brillo de manera natural, lo que la convierte en una especie única y fascinante.

Ciudad de México, 15 Marzo.- El primer anfibio fluorescente conocido en todo el planeta, ha sido descubierto por un equipo de investigadores en Argentina al que han nombrado como ‘Hypsiboas punctatus’.

Aunque se tenía conocimiento de su existencia, por primera vez se ha demostrado su capacidad para brillar en la oscuridad, resultado de una adaptación fisiológica.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (Conicet), el equipo conformado por científicos brasileños y argentinos realizó la investigación en la provincia de Santa Fé, de donde se tiene evidencia de esta especie.

Debido a que a simple vista parece ser una rana normal, fue hasta que uno de los investigadores le apuntó al cuerpo con luz violeta, que se descubrió que era fluorescente.

Esta rana arborícola es la primera especie conocida que puede aumentar su brillo de manera natural, lo que la convierte en una especie única y fascinante.

Sin embargo, los científicos no descartan que pudiera haber más especies con esta “habilidad”. “Hasta ahora no se había oído sobre la fluorescencia en los anfibios. Encontramos la rana hace unos seis años, pero cuando nos dimos cuenta de que era fluorescente decidimos investigar cómo lo hace antes de darlo a conocer”, explicó para la revista Nature uno de los científicos.

¿Cómo logra ser fluorescente? 

Aquí viene la parte más interesante pues la clave está en las moléculas fluorescentes conocidas también como fluoróforos, a las que han bautizado como Hyloinas.

Otro de los puntos clave para que desarrolle esta adaptación, es la piel traslúcida de todas las ranas que pudiera absorber la luz, y finalmente, factores externos como el clima y el ambiente en el que se desarrollan.

Pero si pensaban que pueden disfrutar de este espectáculo a simple vista se equivocan, pues debido a que el ojo humano no es lo suficientemente sensible, es necesario utilizar luz violeta o ultravioleta para poder apreciarlo.

Finalmente, a pregunta expresa de un medio español, sobre si trataba de algún tipo de mutación o si eran ranas radioactivas, los especialistas respondieron entre risas que no, solo se trata de una especie animal desarrollando al máximo sus capacidades de adaptación.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *