Consejos para contaminar menos

Pongámonos como propósito de año nuevo, ser más ecológicos

Ciudad de México, 21 Diciembre.- Es común ver noticias como “Aumenta la contaminación ambiental en el país”, “Lagos contaminados en México”,” Aumento en el consumo de energía”, entre otros encabezados, podemos comenzar a disminuir esto sí ponemos nuestro granito de arena y sino sabes por donde empezar te presentamos una lista de consejos para empezar a ser más ecológicos.

Apaga la luz siempre que no la necesites

No malgastes la luz cuando no sea necesaria. Aprovecha la luz natural, pinta de colores claros las paredes y los techos, reduce al mínimo la iluminación ornamental.

Utiliza las escaleras, olvida el ascensor.

Un recorrido de 15 segundos en ascensor equivale a mantener encendida una bombilla de 60 vatios durante 1 hora. Sube andando en lugar de tomar el ascensor, es bueno para el medio ambiente y para ponerte en forma.

Cambia tus focos por otros de bajo consumo

Una bombilla de bajo consumo comparada con una normal ahorra en un año casi mil 200 pesos. Si sustituyéramos cinco bombillas normales (con un uso medio de cinco horas diarias) por otras de bajo consumo evitaríamos unos 250 kg de CO2 al año. Basta con comprar lámparas y bombillas clase energética ‘A’ para lograr una mayor eficiencia y un ahorro a medio-largo plazo.

Lava con agua fría y a carga completa

Llenar la lavadora y el lavavajillas ahorra el consumo de energía: lavas más cosas de una sola vez. La temperatura de 30°C puede ser suficiente para la ropa muy sucia y permite ahorrar tres cuartas partes del consumo del ciclo más caliente. Si lavas con agua fría, el ahorro es del 80% de la energía.

Apaga completamente los aparatos eléctricos cuando no los utilices

Los aparatos como televisores, computadoras o videos en estado de espera consumen el 15% de su consumo total. En algunas viviendas, el consumo de estos aparatos en ‘stand-by’ puede llegar a sumar el 10% del consumo del hogar. Si colocamos una regleta con interruptor para cortar totalmente la corriente que les llega podemos reducir 39 kg de CO2 al año.

Busca electrodomésticos eficientes y haz buen uso de ellos

Escoger un electrodoméstico eficiente es sinónimo de ahorro. Después de diez años, periodo que equivale al tiempo de vida de cualquier electrodoméstico, habremos ahorrado un 74,7% del consumo eléctrico total con respecto al consumo de un electrodoméstico.

Desenchufa todos los cargadores

El cargador consume aunque no esté conectado al teléfono. Desenchufa el cargador del celular cuando no lo uses.

Prescinde de la secadora

Tender la ropa al aire libre en lugar de usar una secadora eléctrica permite ahorrar unos 50 kg de CO2 cada año, además de evitar los 318 kg de CO2 emitidos en su fabricación.

Cocina ahorrando energía

Con un gesto tan sencillo como hervir sólo el agua que necesitamos al cocinar contribuye a ahorrar unos 25 kg de CO2 al año. Si usas un hervidor eléctrico, cubre por completo las resistencias. También puedes utilizar una olla exprés: disminuirás los tiempos de cocción, y por tanto, energía.

No dejes la plancha encendida

Una hora de plancha equivale a 20 horas de televisión o a siete de ordenador. Intenta planchar grandes cantidades de ropa y apágala si no la estás utilizando.

Evita utlizar el coche para desplazarte al hacer la compra

Hacer la compra en el barrio tiene sus ventajas: evita utilizar el coche para desplazarte a las grandes superficies. Puedes sustituir fácilmente las bolsas de plástico por el carro o una mochila. Consumir productos locales de temporada y apostar por las verduras también ayuda: el transporte de productos en avión de un lado a otro del mundo genera unas 1.700 veces más emisiones de CO2 que si son transportados en camión a 50 km.

Usa el transporte público

Un autobús lleva tanta gente como diez coches completamente llenos, ocupa tres veces menos espacio en la carretera y emite la mitad de CO2 por kilómetro y pasajero.

Haz un uso eficiente de tu vehículo

No uses el coche en pequeños trayectos en los que puedes ir caminando. Con la bicicleta ahorras hasta 240 kg de CO2 al año. Si no puedes desplazarte sin automóvil, intenta al menos que vayan ocupados el mayor número de asientos en los desplazamientos.

 

A poner en práctica unos o todos los tips que te hemos presentado, pongámonos como propósito de año nuevo, ser más ecológicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back to Top