Box se convirtió en show lucrativo y sin disciplina: Rudy Pérez

Sobre la pelea entre Saúl “El Canelo” Álvarez vs Julio César Chávez Jr., que se llevará a cabo el 6 de mayo, Rudy opina que será una muy buena función.

Ciudad de México, 16 Marzo.- Hace medio siglo cuando los televisores eran escasos, Rudy de diez años pagaba 20 centavos por ver una pelea de box en casa de una familia acomodada de la ciudad. Tomaba asiento en el suelo junto  a tres de sus 11 hermanos y a través de la pantalla vislumbraba su propio futuro.

“Me veía entrenando, viajando al extranjero en avión, viviendo en Estados Unidos y peleando en lo más grande, en ese tiempo sólo eran cosas de niños”, comenta nostálgico el ex boxeador Rudy Pérez, quien peleó diez años en los circuitos profesionales de boxeo.

Tuvo 66 peleas con un récord de 54 triunfos y 12 derrotas. Su técnica y alto rendimiento le valieron presentaciones en La Vegas, Texas, California y países latinoamericanos como Venezuela y Panamá.

¿Quién es Rudy Pérez?

Rodolfo Pérez Romero, mejor conocido como Rudy Pérez, nació en San Luis de la Paz, Guanajuato, hace casi 60 años. Se inició en el boxeo amateur a los 15 años y dos años después debutó como profesional. En 1981 recibió el reconocimiento de “Mejor Pelea del Año” al enfrentarse a Oscar Bejines.

El destino se le reveló un 23 de febrero de 1969, durante la estrujante pelea de “Alacrán” Torres con Chartchai Chionoi, “dije ‘de aquí soy’”.

Rudy considera que el boxeo es uno de los deportes de alto rendimiento más completos, pues aporta disciplina, concentración, coordinación, habilidad, agilidad, destreza y es terapéutico, “debe ser el arte de dar y no recibir”.

El ex peleador opina que los actuales boxeadores mexicanos son talentosos, pero les falta disciplina.

“Les falta hambre, lo que teníamos los boxeadores de antaño era que nunca faltábamos al gimnasio y siempre estábamos dispuestos a pelear, incluso de amateurs íbamos con el puro afán de que nos levantaran la mano. El box ahora sólo se practica por dinero”, sostiene.

La pasión por este deporte al que guarda un profundo respeto, lo llevó a que después de su retiro de los escenarios boxísticos, compartiera su técnica y conocimiento durante los siguientes 21 años, los seis primeros de manera gratuita.

Desde aficionados hasta reos que purgan una condena, han sido sus alumnos, así como personajes del espectáculo, peleadores extranjeros que buscan afinar su técnica y también esposas de políticos.

Pérez cuenta con un sistema de entrenamiento que él mismo diseñó y consiste en perfeccionar el parado, avance y desplazamiento del peleador.

“Viví muchos años en Estados Unidos y cuando volví a México traía la idea de ayudar a la gente: hacíamos funciones de box gratuitas, dábamos clases de guitarra, enseñábamos a leer. Después formé un club social, cultural y deportivo, se llamaba Emiliano Zapata”, recuerda.

Rudy compró una casa en San Fernando, Huixquilucan, Estado de México y comenzó a darse a conocer entre los vecinos por organizar los festejos por el Día del Niño, Las Madres y hasta la fiesta patronal, todas con su sello: el box.

Tiempo después la delegación le presentó un salón de usos múltiples, Rudy lo equipó y empezó a entrenar con la idea de mantener ocupados a los jóvenes con un deporte que les enseñaría principios fundamentales como el respecto y la disciplina.

“Entrené a gente del espectáculo, a la esposa de Luis Videgaray, a profesionales como Marco González, Claudio González, Eduardo Pérez, Bruno Sandoval, a Ignacio Caballero que puso su gimnasio en España y a mucha gente”, afirma.

Para hacer realidad su sueño de convertirse en boxeador Rudy tuvo que combinar varias tareas: sus estudios, los entrenamientos y su trabajo como tablajero, por éste último y lo intenso de sus pelas en los rings lo conocieron como Rudy “The Little Butcher Boy” Pérez.

“Tengo una frase: cada uno de nosotros somos lo que somos y estamos donde estamos por lo que le pongamos a la mente, lo bueno, limpio y puro”, sostiene.

La disciplina de mantenerse durante toda su carrera profesional en 54 kilos, la heredó de su padre,  J. Asunción Pérez Castañeda, fallecido hace tres años y a quien Rudy recuerda como el máximo peleador.

Tiene tres hijos y dos hijas. No fuma, no toma, no se desvela, pero es muy sociable, “es así como mi papá educó a 12 campeones, aunque sólo yo fui boxeador, él fue un gran entrenador de la vida, nos inculcó respeto, disciplina y honradez”.

Y fue justamente su padre quien lo impulsó a seguir entrenando al prestarle un espacio que tenía en la azotea de su casa, pues la delegación remodeló el salón que usaba Rudy para las clases y para ello lo mantuvo cerrado durante seis meses.

Esa azotea se convirtió en la Escuela de Box Rudy Pérez, ubicada en la colonia Lomas de Chamizal, en Cuajumalpa.

“Llevo 15 años aquí, más seis que estuve en el salón, ahora es de lo que vivo es de la ‘trompada’”, señala entre risas.

El Canelo vs Julio César Chávez Jr.

Sobre la pelea entre Saúl “El Canelo” Álvarez vs Julio César Chávez Jr., que se llevará a cabo el 6 de mayo, Rudy opina que será una muy buena función, pero no anticipa ganador.

“El Canelo” siempre ha sido responsable, se ha preparado y aprendido demasiado, si Chávez quiere hacer honor a su padre, tiene que aplicarse”, indicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *