Blindajes Epel alcanza estándares de calidad en niveles de blindaje automotriz

Con más de 7,000 vehículos blindados, entre los que figuran autos de lujo de marcas como Maserati o BMW, Blindajes Epel es la marca líder en el mercado mexicano por excelencia

Con información original de Excélsior 

Ciudad de México, 22 Enero.- Desde 1998, la empresa mexicana Blindajes Epel, se ha encargado de perfeccionar y ofrecer la mejor tecnología en cuanto a blindaje vehicular se refiere.

Con más de 7,000 vehículos blindados, entre los que figuran autos de lujo de marcas como Maserati o BMW, Blindajes Epel es la marca líder en el mercado mexicano por excelencia,  y una de las pocas en el mercado, capaz de ofrecer y adaptar desde el nivel II hasta el nivel VII, acorde a los requerimientos internacionales más estrictos.

Los blindajes que aplica Blindajes Epel, están sujetos a los estándares de evaluación internacionales más estrictos y detallados, siendo los niveles del III al V los más solicitados por sus clientes, ante la capacidad que tienen de detener disparos de armas calibre .44 REM, .44 Magnum Lead, 9mm, .38 Super Auto, AK47 y AR-15, cuyos disparos alcanzan velocidades por encima de 990 metros por segundo.

Ha sido por el trabajo artesanal y detallado que realizan a cada vehículo en su planta, en el Estado de México, la más grande en su tipo de toda América Latina, así como por la formación de alianzas con socios estratégicos de reconocimiento mundial como Oshkosh Defense o Mofet Etzion, que Blindajes Epel fue la primera empresa encargada de blindar un vehículo eléctrico.

“Para iniciar con el proceso de blindaje de un auto, primero evaluamos cuál es el nivel de riesgo que existe. Una vez realizada esa evaluación, ajustamos nuestra tecnología a las necesidades que nos expresan los clientes”, detalla Ernesto Mizrahi director general de Blindajes Epel.

Como parte de las innovaciones tecnológicas de la empresa mexicana, destaca la utilización de un material denominado Dyneema. Por su alta resistencia al fuego y  al agua, la implementación de este material que no tiene fecha de caducidad en comparación con el kevlar, ha revolucionado el mercado pues permite también lograr una disminución significativa en el peso del vehículo.

La utilización de dicho material, aunado al uso de acero y cristales balísticos de la más alta calidad, así como de un innovador proceso termoformado en los automóviles ya sean tácticos o particulares que Blindajes Epel blinda, ofrecen beneficios únicos en el mercado.

“Hemos logrado a través del desarrollo e implementación de todos estos materiales y técnicas como la de termoformado, que los automóviles que trabajamos no solo sean más seguros, sino que se ha conseguido reducir el peso hasta en un 70% en soldadura, pernos y soporte del blindaje”, detalló Mizrahi.

Asimismo, explicó que el tiempo de entrega se ha optimizado pues tanto el trabajo manual como la producción es mucho más ágil y finalmente, “el proceso del blindaje que realizamos en Blindajes Epel, no tiene comparación con ninguna otra parte del mundo”, aseguró.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *